La nueva ordenanza de Convivencia no prohibirá la mendicidad, ni pasear en bañador pero sí dar acelerones

Imagen de la reunión convocada por el concejal Luis Vélez para elaborar la nueva ordenanza.

La Ordenanza Municipal de Protección de la Convivencia Ciudadana y Prevención de actuaciones antisociales, más conocida como la Ordenanza Antivandalismo, tiene los días contados. El concejal de Seguridad, Luis Vélez, ha presentado la nueva norma que sustituirá a la antigua, una vez se derogue.


 

Desaparecerá la prohibición de la mendicidad o la de pasear por la vía pública en bañador o desnudo, aunque a su vez se introducen algunas novedades llamativas como la prohibición a los conductores de realizar “aceleraciones reiteradas y sucesivas de motor que no sean necesarias”.

 

Vélez ha insistido que se trata de un texto “mucho más en positivo” con un “vuelco total” de la anterior ordenanza, desde el título hasta el último de sus artículos. El concejal ha indicado que “resulta necesario promocionar y fomentar valores como la solidaridad, la responsabilidad social y el bien común, sin perjuicio de tipificar las infracciones y sanciones correspondientes con fines de prevención general y especial, todo ello para la adecuada ordenación de las relaciones de convivencia de interés local”.

 

Desde el equipo de Gobierno se busca el consenso ciudadano. Para ello, el próximo lunes 13 de marzo se reunirá con diversos colectivos para presentarles el nuevo borrador.

 

El texto deja claro que es obligación de todos los vecinos y vecinas actuar cívicamente en el uso de los bienes y servicios comunes que configuran y dan identidad a una ciudad, teniendo que, los poderes públicos, responder ante actitudes reprochables de individuos y colectivos minoritarios con el medio urbano y con los conciudadanos cuando alteran la convivencia pacífica y la armonía social, afectando al disfrute del bienestar común.

 

Ante estas actuaciones, Vélez indicó que “resulta necesario promocionar y fomentar valores como la solidaridad, la responsabilidad social y el bien común, sin perjuicio de tipificar las infracciones y sanciones correspondientes con fines de prevención general y especial, todo ello para la adecuada ordenación de las relaciones de convivencia de interés local”.

 

Partiendo de la Ordenanza municipal de protección de la convivencia ciudadana y prevención de actuaciones antisociales, se procede a su revisión y derogación por esta Ordenanza de Protección del Medio Urbano, en aras de su actualización e introducción de una perspectiva más integradora y social, así como la necesidad de tener en cuenta determinados pronunciamientos judiciales que se han producido en relación con esta materia y determinadas novedades introducidas por la legislación posterior en materia procedimental.

 

La nueva Ordenanza no incluye la prohibición de la mendicidad, ni la prohibición de estar en bañador o desnudo en la vía o espacios públicos, sin perjuicio de que determinadas formas especiales de estas conductas puedan ser objeto de denuncia penal cuando concurran las circunstancias previstas en el Código Penal.

Noticias relacionadas