La muralla medieval de Tordesillas
Tribuna mini Saltar publicidad
2 file
Cyl dots mini

La muralla medieval de Tordesillas

Hay que dar gracias al tesón de algunas personas por magnificar, salvar, adornar y preservar de la destrucción total alguno de los inmuebles representativos del ayer tordesillano.

Una de las señales representativas de un pueblo circundado por una muralla defensiva y que ha quedado con el tiempo reducida a un vestigio de unos metros de lienzo en su pared este y un torreón en la pared oeste, el del Alcázar en la puerta de Zamora, se ha hecho polvo y cenizas quitando, hundiendo, derribando, destruyendo o dejando caer sus sillares, piedras y torreones con la desidia, el desinterés, la falta de sensibilidad primando siempre intereses, casi siempre urbanísticos, por encima de todo.

 

Esa marca la da nuestra Villa en su muralla. Unos metros de lienzo que aún se conservan y que Ayuntamientos tordesillanos con algo más de sensibilidad para respetar una piedra, un arco, un árbol, un recuerdo del ayer, herencia del pasado, son los que aún permanecen en toda la alineación este que comprendía el llamado "Colagón", extramuros de la Villa.

 

La Muralla de Tordesillas desarmada a la altura del Foraño por un tiempo inmisericorde y vándalo destructor de las modas de la época y su sustitución por construcciones anárquicas hasta que llegaron las normas de planeamiento urbano, la declaración de Conjunto Histórico Artístico de la Villa y un poco más de atención por sus cosas del ayer, evitaron que la muralla de la Villa desapareciera por completo de la faz de su tierra.

 

A todos nos agrada sobremanera ver ese mercado "de la edad media" que se pone en escena todos los años en un recinto singular en sí mismo pues mantiene gran parte de la estructura urbana de aquellos tiempos del ayer, cuando cristianos y moros andaban sacudiéndose estopa.

 

Pero hay que pensar que ese escaparate en su mayor parte no es de cartón y trampantojos sino que conserva las piedras y los sillares de edificios que aún se mantienen en pie.

 

Hay que dar gracias al tesón de algunas personas por magnificar, salvar, adornar y preservar de la destrucción total alguno de los inmuebles representativos del ayer tordesillano, y también es preciso conocer el pasado para entender un poco mejor el presente, pero si no entendemos y aceptamos que hay en su raíz una causa primordial para poner en la escena internacional la Villa de Tordesillas, de la que nos sentimos orgullosos, progresar será muy difícil, casi imposible.

 

Y especialmente la custodia que del lugar hace el alumnado del Instituto Juana I de Castilla, vecinos y protectores de estos emotivos e históricos restos a los que animo a ser sus paladines.

 

Comentarios

jesus 07/03/2021 09:15 #5
y poner allí cerca la PICOTA. por qué no?
ROsa 03/01/2021 12:13 #4
Yo he ido a ede instituto y me gustan los restos de la muralla
JOSÉ LUIS 03/01/2021 09:23 #2
Tremendo el ayer de ese puesblo
JUanjo 03/01/2021 09:21 #1
Esa Villa con toda su muralla alrededor del caserío antiguo da una prueba más de su inmensa importancia en el pasado. Wnhorabuena por contarlo. Juanjo

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: