La mítica heladería Regma abrirá un local en plena calle Santiago de Valladolid

Espacio de la calle Santiago donde se ubicará Regma, todavía sin fecha de apertura. JUAN POSTIGO

El negocio, todavía sin fecha de apertura, pega así el salto a la provincia ya que en la actualidad trabaja en Cantabria, Asturias y en Aguilar de Campoo

Se trata de un clásico para aquellos vallisoletanos que se escapan durante sus vacaciones a Asturias o a diferentes espacios de Cantabria. ¿Quién no ha saboreado en alguna ocasión un helado de Regma en el Paseo del Sardinero, en pleno mes de julio o agosto? Pues bien, el mítico negocio, que en realidad no solo es de helados sino también de confitería y cafetería, tendrá dentro de poco su espacio en Valladolid con la apertura de un nuevo local en plena calle Santiago.

 

Fueron muchos los curiosos que se encontraron con la sorpresa este martes por la mañana. Dos carteles a las puertas de la antigua tienda de ropa ‘Cotton’, justo a la entrada de la Plaza Mayor, anunciaban una pronta inauguración del establecimiento que, todo hay que decirlo, tendrá dura competencia con las otras heladerías cercanas de Iborra, Smöoy y Gelati Ernesto, todas ellas en las inmediaciones de la calle Ferrari.

 

A día de hoy, tal y como cuenta la propia Regma en su espacio web, la empresa está regentada por la tercera generación. Jaime Castanedo, nieto de Marcelino e hijo de Jesús, es en la actualidad la cabeza visible del negocio, y el negocio cuenta con veinticinco heladerías, la mayoría en Cantabria, siete confiterías y cuatro cafeterías repartidas entre Gijón, Llanes, Aguilar de Campoo y Ribadesella.

 

El origen de Regma se remonta a 1933, cuando Marcelino Castanedo Miera lanza su primera heladería en Santander en un negocio que desde entonces no ha parado de crecer. “Desde el principio su máxima preocupación se fijó en elaborar productos de calidad, utilizando únicamente ingredientes naturales. El nombre fue otra de las decisiones más tempranas a tomar. Como buen amante de lo tradicional y de lo suyo, Castanedo fusionó el nombre de sus dos hijas (Regina y Margarita) resultando la marca Regma”, explican en su web.