La ministra Reyes Maroto confirma un inversor para Made en Medina y la venta conjunta con la planta de A Coruña

Ha comentado que han recibido recientemente la noticia de que ambas plantas tienen un mismo NIF y que les obligará a hacer una venta conjunta.

Aprovechando la visita a Valladolid a la empresa M-Lean, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha informado sobre los últimos movimientos en la venta de la planta de Made en Medina del Campo así como la que también tiene la empresa en la ciudad de A Coruña. La compañía pertenece al grupo empresarial español Invertaresa, se dedica con carácter internacional a diseñar soluciones para subestaciones eléctricas y redes de distribución, y la planta de Medina del Campo se dedicaba, principalmente, a la fabricación de elementos para torres y herrajes.

 

Maroto ha resaltado la unión de todas las administraciones para conseguir una solución y que se han "intensificado todo los contactos de forma mucho más activa ya que los tiempos corren y al final la solución de las familias es necesaria". Además la principal prioridad es que "no se pierda ningún puesto de trabajo y se mantenga la actividad productiva aunque sea un nuevo inversor el que venga a Medina a desarrollar un proceso distinto al que estaba Made", ha añadido.

 

La ministra ha comentado a los medios de comunicación que el problema de Made les vino de rebote cuando el PSOE accedió al gobierno de España: "Tanto Made Medina como A Coruña ya estaban en un proceso de liquidación y por lo tanto es nuestra responsabilidad la de seguir trabajando para mantener el empleo y, para que las familias tengan un futuro".

 

Por último, la ministra nacida en Medina del Campo ha confirmado que hay dos inversores distintos pero la venta se tiene que hacer conjunta debido a que "tienen un único NIF. Es algo que acabamos de conocer y eso nos lleva a trabajar de forma más intensa a las dos administraciones (Junta y Gobierno central) para buscar una solución". Además ha destacado la importancia de trabajar también con Abanca, el principal acreedor para "aproximar posiciones puesto que en el caso de Medina del Campo el precio que se le puso hace un año cuando se hizo la valoración es muy alto". Reyes Maroto ha incidido también en la pérdida de valor de la planta tras todo ese tiempo puesto que "la planta está cerrada y eso lo que nos obliga es a trabajar de forma mucho más intensa para aproximar la relación entre el acreedor y el propio inversor".

La ministra Reyes Maroto junto al alcalde, Óscar Puente. J. MARTÍN

Noticias relacionadas