La madre de Olga Sangrador, desconsolada sin la 'Doctrina Parot': "No creo que el asesino de mi hija tenga derecho a la vida"

Encarnación Caballo no entiende la postura del Tribunal de Estrasburgo, que podría suponer la puesta en libertad de Valentín Tejero, el asesino de su hija, Olga Sangrador, cuando apenas tenía 9 años.

A Encarnación no le consuela nada. Y menos que hablan de aplicación de derechos humanos. La decisión del Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo de sancionar a España y obligar a poner en libertad a la etarra Inés del Río podría suponer la defunción de la 'Doctrina Parot' y esto supondría que Juan Manuel Valentín Tejero, el hombre que acabó con la hija de su hija tras violarla brutalmente, podría quedar en libertad

 

En una entrevista al programa La Mañana de TVE, Encarnación no salía de sus lágrimas. La invadían entre rabia e impotencia. "Mi único consuelo era que estuviera en la cárcel. Eso es lo que tenía que ser", dice para recordar a los jueces del Tribunal de Estrasburgo que, "si quieren, les llevo el informe de los forenses para que lean lo que este hombre hizo con mi hija".

 

Encarnación recuerda que Valentín Tejero disfrutaba de un permiso penitenciario y que en la cárcel "ya había avisado de sus intenciones". Asegura no poder hacer nada contra esta decisión, pero reclama que el asesino de su hija "no creo que tenga ni derecho a la vida", mientras echa la vista atrás para reconocer que echa de menos a Olga "todos los días".

 

Juan Manuel Valentín Tejero fue condenado a 64 años y nueve meses de cárcel por la violación y asesinato de la niña de 9 años Olga Sangrador en 1992. El propio Valentín Tejero admitió haber asesinado a la menor golpeándola con una barra de hierro. Estos hechos ocurrieron en la localidad de Villalón de Campos durante sus fiestas cuando Valentín Tejero disfrutaba de un permiso extraordinario de salida de prisión.  

  

Noticias relacionadas