La madre de la niña Sara quiere la libertad provisional para ver a su otra hija

Juicio con jurado por el crimen de la niña Sara.

Las acusaciones solicitan mantener la prisión para ella y Roberto al apreciar en éste último riesgo de fuga al carecer de arraigo.

Davinia M.G, en prisión provisional por el crimen de su hija Sara, ha solicitado su libertad provisional para poder ver a su otra descendiente, de 14 años, a la que no ve desde hace dos años, tiempo que cumplirá en la cárcel desde el 2 de agosto, cuando fue detenida.

 

Así lo ha solicitado durante una vistilla celebrada en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Valladolid para revisar la medida de prisión provisional que se mantiene sobre ella y Roberto H.H, condenados a 28 años de cárcel y prisión permanente revisable, respectivamente, en una sentencia que no es firme, por la muerte el 3 de agosto de 2017 de Sara, hija de Davinia de cuatro años, tras una brutal paliza antes de ser violada.

 

A esta sesión ha acudido Roberto H.H. acompañado de su abogado, mientras que Davinia M.G. ha comparecido por videoconferencia desde la prisión militar de Alcalá de Henares (Madrid), donde permanece internada. Mientras que el primero no ha querido hablar, la madre de la pequeña ha solicitado su libertad provisional para poder ver a su otra hija, que ahora cuenta con 14 años, después de casi dos años sin poder hacerlo (el 2 de agosto se cumplirán dos años desde su detención).

 

Davinia M.G. ha justificado su petición de libertad provisional, hasta que cobre firmeza la sentencia, en que cuenta con arraigo familiar y está dispuesta a cumplir cualquier medida preventiva como entregar su pasaporte, por ejemplo, han informado a Europa Press fuentes jurídicas.

 

Frente a la petición de ambos de que se les conceda la libertad provisional, tanto el Ministerio Fiscal como las acusaciones populares (Clara Campoamor y Asociación de Asistencia a Víctimas de Agresiones Sexuales y Malos Tratos de Valladolid, Adavasymt) han solicitado que se mantenga la prisión, al igual que en el caso de Roberto lo ha hecho la acusación particular que representa al padre de la víctima, ya que sólo dirigió su acción contra él.

 

Sobre todo en el caso de Roberto H.H. han advertido del riesgo de fuga del condenado al argumentar que carece de arraigo familiar y laboral.

 

Ahora el Tribunal, presidido por Feliciano Trebolle, deberá pronunciarse en torno a estas peticiones de las partes y decidir qué medida se mantiene en lo que cobra firmeza la sentencia, para lo que tiene de plazo hasta el 2 de agosto, aunque se espera que lo haga antes. Se da la circunstancia de que el presidente de la Audiencia tiene prevista su jubilación este día 4 de julio.

 

Contra ésta última por el momento sólo se ha presentado recurso de apelación ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León la representación de Davinia, mientras que a lo largo de la semana hará lo propio el abogado de Roberto.

Noticias relacionadas