La localidad vallisoletana de San Martín de Valvení denuncia que lleva casi una semana incomunicada

El alcalde del municipio, Antonio Ibáñez, asegura que se encuentran "aislados" desde el pasado jueves, 17 de mayo, por una avería en la antena de telefonía móvil.

En la era de la comunicación, tener una antena de telefonía averiada es una faena de grandes dimensiones. Los casi 100 habitantes de San Martín de Valvení llevan incomunicados desde el pasado jueves y, a través de su alcalde, Antonio Ibáñez, han puesto el grito en el cielo después de aguantar casi una semana en esta situación.

 

El regidor de este "pequeño" municipio vallisoletano asegura sentirse "bastante dolido", ya que lleva llamando a la compañía -Movistar, en este caso- "desde el jueves". "Seis días ya me parecen excesivos. No entiendo que no tengan la pieza en toda España. Es algo que normalmente se soluciona en 48 horas", explica.

 

Antonio señala que "mucha gente no tiene fijo y trabaja con el móvil", lo cual imposibilita llevar una vida normal. "Los vecinos están que echan humo. Nos encontramos a 20 kilómetros de Valladolid y somos una provincia plana. El daño ya está hecho. Sin comunicación estamos aislados", lamenta.

 

Al tener solo la posibilidad de conectarse a través de una compañía, la limitación es grande. "El problema es tener solo una operadora. Quiero que den una solución al territorio. Se escudan que los municipios pequeños no son rentables para su negocio", comenta.

 

Todo el tema de los problemas con la comunicación, en palabras del alcalde, provoca "una despoblación a nivel de vértigo". "Los alcaldes luchamos para crear una vía fácil para los vecinos, pero ante esto no podemos hacer nada", expresa.