La lluvia no puede con la fiesta previa a la final de la Copa de rugby

A las 09:00 horas ya había colas para acceder al Estadio y un poco más tarde la fan zone comenzó a llenarse de aficionados para empezar a celebrar un gran día para el deporte vallisoletano.

Cerveza y comida. Sobre todo de lo primero. Desde dos horas antes del inicio de la final de la Copa del Rey de rugby la carpa principal de la fan zone reunió a cientos de aficionados de ambos equipos que empezaron la fiesta a primera hora de la mañana.

 

Pequeños y mayores, castellanos y catalanes; nadie se quiso perder este 30 de abril pasado por agua. Y es que, pese a la intensa lluvia, los aledaños del Estadio José Zorrilla presentaron un aspecto agradable en cuanto al ambiente.

 

En la carpa central de esa fan zone se juntaron amantes del rugby, del deporte y de la fiesta que acudieron a disfrutar. Con el oval como excusa, la cerveza y la comida ganaron su protagonismo en una previa que fue el aperitivo -más agradable para el público catalán- antes del plato fuerte,