La lluvia de Valladolid no puede con la energía de Maldita Nerea

El grupo murciano hizo cantar y bailar a una Plaza Mayor que terminó de llenarse cuando el cielo dejó de llorar.

No pintaba bien la noche del sábado en Valladolid, que presentó un cielo cargado de nubes. Estas, a su vez, descargaron agua desde una hora antes del concierto de Maldita Nerea, lo que no impidió a los más fieles del grupo esperar la cita bajo paraguas.

 

Y es que los paraguas o el mismo soportal del Ayuntamiento fueron los lugares escogidos para resguardarse de un cielo cargado de agua; aunque incluso hubo algunos valientes que de calaron. ¿Merecería la pena? Maldita lluvia y bendita Nerea. Sí. De hecho, los murcianos retrasaron 15 minutos el espectáculo para que su legión de tortugas pudiera disfrutar de sus canciones sin 'ducharse'.

 

Porque precisamente Jorge Ruiz y su banda, salida de Murcia, saben lo fastidiado que es el agua en esta época; con todo lo que está sufriendo el sudeste de España. Por ello, el primer aplauso de la noche fue para esa pequeña región.

 

Así las cosas, con 'Me pesan las alas' comenzó el concierto, pese a que todavía caía una fina lluvia en la plaza. Esto no importó a las tortugas, que empezaron 'la fiesta' con '¿No podíamos ser agua?'. Casualidades del destino...

 

"La lluvia no puede impedir que pasen cosas maravillosas con gente maravillosa", dijo Jorge Ruiz, el vocalista y líder del grupo, que ni pide tanto ni es idiota. Por ello, pidió "ayuda" para acabar de meterse en el bolsillo al público, que ya estaba entregado, antes de empezar a cantar 'Perdona si te llamo amor'.

 

La lluvia ya había cesado, el aforo se fue completando y la gente ya estaba enloquecida; aunque lo hizo todavía más con 'Cosas que suenan a...'. ¿Y a qué suena Maldita Nerea? 'Fácil'. Suena a positividad, a ternura, a lucha... A todo lo que quieras sacar de cada una de sus historias escondidas en sus letras, en las que siempre hay un hueco para la educación. Por ello, el escenario se apagó y las fieles tortugas iluminaron la Plaza Mayor al ritmo de 'En el mundo genial de las cosas que dices'.

 

Con la banda murciana ninguna persona estará sola, porque es capaz de hacer a cada una de ellas especial con todas sus canciones. En una de ellas, 'Tu mirada me hace grande', la ternura se apoderó de los miles de amados vallisoletanos que acabaron desatados gritando por el amor.

 

Pero todo tiene su fin. Y, aunque hay una 'canción que no termina', el espectáculo iba poco a poco llegando a su fin. Eso sí, antes hubo cuatro 'bises' con los que Maldita Nerea acabó de conquistar a los que se estrenaron en uno de sus conciertos. Por ello, dedicó 'A quien quiera escuchar' y dio -más- a conocer 'Un planeta llamado nosotros', el adelanto de un trabajo que verá la luz a principios de 2020, a todos los que aguantaron hasta el final.

 

Aunque lo mejor estaba por llegar... Con cautela, porque es un secreto; concretamente el de las tortugas. Su éxito más reconocido y especial para Jorge Ruiz, porque, sin ser de Kevin Roldán, con él empezó todo. Cuatro minutos que cambiaron su vida en un momento que repitió años después con 'Bailarina'. Y no solo fue el título de otra canción diferente -la cual cantó por primera vez en directo en el LAVA hace un par de años-, sino el elegido para poner el broche de oro a una noche mágica que tuvo de todo, pero en la que no faltó energía.