La llegada 'secreta' de Griezmann y Erika Choperena a su boda

Griezmann y Erika Choperena en su boda (Foto: E. P.)

Koke, Juanfran y Jiménez, invitados a la boda de Griezmann.

Antoine Griezmann se suma a la lista de futbolistas que pasan por el altar este verano. A solo un día de la boda de Alvaro Morata y Alice Campello, el jugador del Atlético de Madrid se daba el sí quiero el pasado jueves con su novia y madre de su hija, Erika Choperena. Después de toda la polémica que ha envuelto al jugador por su supuesta salida del club rojiblanco, el francés ha sorprendido a todos con una 'boda secreta'.

 

Aunque la pareja ha intentado guardar con recelo los detalles de la boda. Sin embargo trascendió el enclave elegido por la pareja, el idílico Palacio de Galiana de Toledo. Un lugar situado a orillas del Tajo, que cuenta con unas vistas privilegiadas del paisaje toledano.

 

A continuación fueron llegando numerosos autobuses con los invitados al enlace así como algunos de sus compañeros del Atlético de Madrid como Koke, Juanfran y Jiménez, entre otros, en compañía de sus respectivas parejas. La última en llegar fue la radiante novia, Erika Choperena, en compañía de su padre y padrino. Debido al secretismo que rodea la boda y la llegada 'acorazada' de la contrayente, tan sólo se pudo apreciar un detalle de su vestido de novia, su favorecedor escote.

 

A continuación fueron llegando numerosos autobuses con los invitados al enlace así como algunos de sus compañeros del Atlético de Madrid como Koke, Juanfran y Jiménez, entre otros, en compañía de sus respectivas parejas. La última en llegar fue la radiante novia, Erika Choperena, en compañía de su padre y padrino. Debido al secretismo que rodea la boda y la llegada 'acorazada' de la contrayente, tan sólo se pudo apreciar un detalle de su vestido de novia, su favorecedor escote en 'v'.

 

Griezmann y Erika se conocieron en San Sebastián hace ya años cuando él era aún una joven promesa en la Real Sociedad. Erika se enamoró desde las gradas del campo y nada más conocerse se convirtieron en inseparables. Solo un tiempo después llegaría el éxito del francés, que fichaba por el Atlético de Madrid y la joven no dudo en abandonar su ciudad y su familia para permanecer al lado de su amor.