Cyl dots mini

La Leyenda del Pisuerga navega este verano con las medidas de seguridad a bordo

La Leyenda del Pisuerga. J. POSTIGO - Archivo

El barco vallisoletano, que reanudó su actividad el 13 de junio, continua sus paseos con las debidas adaptaciones ante el COVID-19 y con mucha menos afluencia que en veranos anteriores

 

La Leyenda del Pisuerga, el barco que todos los años inicia su actividad en marzo, ha permanecido cerrado debido a la pandemia. Levó anclas el pasado 13 de junio y continúa su actividad realizando rutas por el río donde los pasajeros pueden disfrutar de las vistas de Valladolid, así como de tomar algo en el bar del barco tanto a lo largo del trayecto como en los momentos en los que éste permanece atracado en el puerto de la Playa de Moreras.

 

Todos los años este característico barco, que ofrece la posibilidad de visitar Valladolid de una forma diferente, recorre el Pisuerga desde Moreras hasta el Puente de la Hispanidad y regresa al mismo lugar, donde estaciona para que todo el mundo pueda disfrutar de los servicios que ofrece la terraza del bar. Este año suben a bordo también las medidas de seguridad ante el COVID-19, como el uso de alcohol y guantes, el respeto a la distancia de seguridad y un aforo reducido.

 

Pilar García, dueña y directora del barco, lamenta no haber podido abrir sus puertas estos meses anteriores, pero es consciente de que la seguridad, tanto de los usuarios como del personal, es lo primero. Aunque pudieron comenzar con su actividad algunos días antes, decidieron retomarla el pasado 13 de julio. Aprovecharon ese tiempo para realizar mejoras, "todos los años hacemos reformas, este año aprovechamos esos días para hacer obras en el barco".

 

Pilar explica que todos los trabajadores del navío llevan mascarilla y también guantes, los cuales se cambian después de cobrar para servir con otros en el interior. Al acceder al barco, se aplica alcohol en las manos de los pasajeros, que deben también llevar mascarilla y respetar la debida distancia de seguridad. Además, "cada vez que hay un paseo se desinfecta el barco completamente, tanto por dentro como por fuera, el camarote y la cubierta superior". El poder estar al aire libre y en el río "es un factor que también ayuda, están teniendo bastante éxito"

 

La directora cuenta que a pesar de la situación que ha dejado la pandemia, sí que hay afluencia en La Leyenda del Pisuega, pero "por supuesto que no es como otros años que, evidentemente, en estas fechas de temporada alta están hasta arriba". Sin embargo, sí que acude bastante gente a la terraza del barco. Aunque es cierto que se han tenido que cancelar eventos, "curiosamente, la verdad es que están bastante contentos, sí que va gente a la terraza y mucha gente que va al paseo luego se queda en ella".

 

La Leyenda del Pisuerga realiza sus paseos, que duran aproximadamente una hora y diez minutos, de martes a viernes a las 20 horas y fines de semana y festivos nacionales, a las 13 horas y a las 20 horas. Cuando acaba el paseo de la tarde la terraza queda abierta al público. Las entradas pueden comprarse a través de internet en www.leyendapisuerga.com con la facilidad de que poder descargar el ticket en el teléfono móvil, pero también existe la posibilidad de adquirirlas en taquilla.

Noticias relacionadas