La Junta retira 20.000 mascarillas que compró a China y no garantizaban la protección y retiene más de un millón
Cyl dots mini

La Junta retira 20.000 mascarillas que compró a China y no garantizaban la protección y retiene más de un millón

Una trabajadora protegida con mascarilla se asoma por una de las ventanas

Las mascarillas se habían distribuido en las 9 gerencias de la comunidad. 

Verónica Casado ha anunciado la retirada de 20.000 mascarillas FFP2 del modelo KN95SUBOLUN que fueron adquiridas por la Junta a primeros de abril. Un tiempo, el transcurrido, que ha justificado por los días que se han tardado en distribuir, en todas las gerencias, el que se ha tardado en detectar los problemas y que el Ministerio de Sanidad fijó el 24 de abril la fecha para solicitar informes sobre las mascarillas.  Eso sí, Casado confirma que no en todas se habían llegado a utilizar.

 

La Junta asegura que las mascarillas contaban con documentación y certificados de su homologación y equiparación a la norma europea.

 

La Junta además ha retirado otro 1.080.000 unidades de mascarillas de la misma marca pero de diferente modelo, a la espera de conocer el informe que realice el Centro Nacional de Medidas de Protección.

 

Como ha señalado Casado, ante algunas quejas recibidas desde distintos centros sanitarios y una vez que el Ministerio de Sanidad autorizó el pasado 23 de abril la realización de estos análisis, del que se recogió un informe negativo, el viernes 8 a las 7.15 horas se emitió una alerta para la inmovilización y retirada de estas mascarillas, las cuales habían sido distribuidas a todas las gerencias de Salud, pero "no se han usado en todos los centros", como ha puntualizado Casado.

 

SEGUIMIENTO AL PERSONAL SANITARIO

 

En cuanto al personal sanitario que ha podido utilizar las mascarillas retiradas, Verónica Casado ha asegurado que cada centro hará un seguimiento a estos profesionales, a los cuales ha pedido que contacte con sus servicios de protección de riesgos laborales.

 

En función del riesgo que se determine para cada profesional, se actuará sobre los mismos, apartando a aquellos que presenten un riesgo más alto y realizándoles las pruebas oportunas, según ha detallado la consejera, quien ha reiterado que cuando se compraron contaban con los certificados de homologación pertinentes y ha anunciado que la Junta estudiará las medidas oportunas a tomar con esta empresa.

 

En cualquier caso, ha negado que se haya producido una "negligencia" por parte de la Administración y ha defendido que ante la aparición de este problema "se ha identificado y se han retirado las mascarillas inmediatamente", al tiempo que se va a proceder a "verificar" todos los certificados de homologación debido a lo ocurrido con estas mascarillas.

 

En una rueda de prensa telemática, Casado ha descartado que por el momento la Junta de Castilla y León se plantee la entrega gratuita de mascarillas a los ciudadanos, más allá de distribuir aquellas que entregue el Gobierno de España para su reparto.