La Junta restaura la iglesia de Alcazarén con un presupuesto de 48.900 euros

La intervención se ha dirigido a solucionar los problemas de conservación que presentaba en el interior del ábside y la cubierta y el exterior de la base de la torre

El delegado territorial de la Junta en Valladolid, Augusto Cobos, ha realizado este lunes una visita institucional a Alcazarén donde se ha reunido con su alcalde, Javier Ramos, y ha visitado las obras de restauración de la iglesia de Santiago que está realizando la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta con un presupuesto de 48.900 euros.

 

Durante la reunión, el alcalde ha agradecido la intervención realizada en la iglesia y ha planteado algunos temas de interés municipal para los que pide colaboración de la Junta y que el delegado territorial se ha comprometido a trasladar a los departamentos correspondientes de la administración autonómica para ver las posibilidades de ser atendidos.

 

Entre ellos ha señalado la construcción de una pérgola o sotechado en la entrada del colegio, necesaria para los días de la lluvia y frio, así como la mejora de la calefacción del centro, según ha informado la Delegación Territorial a través de un comunicado remitido a Europa Press.

 

Igualmente, ha planteado la necesidad de mejorar el abastecimiento de agua, que presenta problemas de baja presión, y de intervenir en el tratamiento de dos escombreras, una de ellas próxima al Camino de Santiago, después de que la Junta ya procediera el año pasado al sellado de otra.

 

Tras la reunión en el Ayuntamiento, Augusto Cobos y Javier Ramos han visitado la iglesia de Santiago Apóstol para comprobar el estado de las obras de restauración que se están ejecutando y de cuyas características fueron informados por los técnicos de la empresa Patrimonio Inteligente CyL SL y el jefe del Servicio Territorial de Cultura, Leopoldo Cortejoso.

 

La intervención se ha dirigido a solucionar los problemas de conservación que presentaba en el interior del ábside y la cubierta y el exterior de la base de la torre.

 

HUMEDADES

 

En el interior de la Iglesia, el zócalo del ábside presentaba humedades por capilaridad bajo las pinturas murales, acompañada de desprendimiento de pintura y enfoscados.

 

En la cubierta de la torre, la teja cerámica curva estaba desprendida y desplazada, y presentaba también un exceso de restos de nidos de cigüeña. Además, las aves penetran en el interior del campanario, por lo que la acumulación de desperdicios dañaba la estructura e impedía el acceso.

 

En el exterior de la base de la torre se estaban desprendiendo los morteros de acabado, quedando sin protección la estructura portante. Para resolver estas deficiencias, la Dirección General de Patrimonio Cultual ha promovido este proyecto de restauración, redactado por Eduardo Cembrero y que está ejecutando la empresa Patrimonio Inteligente CyL, en el que se ha acometido la eliminación del mortero de cemento de la zona interior del ábside y de los nidos de cigüeña presentes en la torre y el retejado de la cubierta, previa colocación de lámina impermeable y sistema de sujeción para la nueva teja.

 

Asimismo, se ha procedido a la limpieza de restos en el interior del campanario y el cerrado de huecos con mallas anti aves, la instalación de una escalera de acceso para mantenimiento y la retirada de morteros deteriorados en la base de la torre.

 

La Iglesia de Santiago Apóstol de Alcazarén fue declarada Monumento el 19 de junio de 1997. Construida con ladrillo y mampostería en la segunda mitad del siglo XIII, del que queda el ábside, el resto fue reformado durante los siglos XVII y XVIII. El ábside es de estilo románico-mudéjar de ladrillo. Es de planta semicircular y se levanta con basamento de mampostería y tres alturas de arquerías dobladas ciegas de medio punto.

 

En el interior se cubre con bóveda de cuarto de esfera, con arquería de medio punto excepto los nueve arcos del segundo cuerpo que son apuntados, en el siglo XIII se pintaron sus muros con frescos protogóticos.

 

Estos representan apóstoles y santos (San Pedro, San Pablo, San Bartolomé, María Salomé, María Magdalena, San Juan, Santiago el Mayor, Santa Catalina) que ocupan los arcos, mientras que en el central aparece la imagen de Cristo Resucitado.