La Junta reparte 33,61 millones de euros con 'una buena partida' para hospitales de Valladolid

El Hospital Clínico de Valladolid. JUAN POSTIGO

Hospital Clínico, Río Hortega y el edificio de Rondilla han recibido inversiones para EPIs, mascarillas, batas y demás elementos de protección

La Junta declaró de emergencia la contratación de distintos servicios y suministros para la lucha contra la COVID-19, con destino a la Gerencia Regional de Salud (GRS), por 33,61 millones de euros. Asimismo, se declaró también de emergencia una inversión de 8,41 millones para la contratación de suministros y servicios necesarios para dotar puntos asistenciales de Ávila, Burgos, León, Palencia, Salamanca, Valladolid y Zamora en su lucha contra la pandemia. 

 

Casi toda la primera partida económica, 33,46 millones de euros, se ha utilizado para la compra de Protección Individual (EPI) para los profesionales que trabajan en los centros sanitarios dependientes de la Gerencia Regional de Salud. Con esta inversión se adquirieron 15. millones de mascarillas quirúrgicas, 2,7 millones de mascarillas FFP2 y 50.000 mascarillas FFP3. También se compraron 200.875.000 guantes de nitrilo y 115.000 torundas con medio de transporte.

 

Asimismo, se emplearon los 142.933 euros restantes para la contratación de los servicios de asistencia técnica necesarios para, por un lado, llevar cabo la integración de colectivos de profesionales externos a la GRS en el proyecto de historia clínica electrónica de Castilla y León. Y, por otro lado, para la migración de la plataforma de mensajería del Sistema Regional de Salud a la última versión de software disponible.

 

Los centros hospitalarios de Valladolid han recibido fondos para la lucha contra el coronavirus. El Hospital Universitario de Valladolid destinó un importe de 2.180.960 euros a la contratación de material sanitario, servicios y obras. Así, se compraron 19.200 reactivos PCR, dos equipos portátiles de rayos X y los elementos necesarios para ampliar el número de puestos UCI. Además, se financió la realización de 2.500 procedimientos de diagnósticos mediante ecografías, el refuerzo de la limpieza y desinfección para la reconversión de las zonas del centro asistencial en las que se había tratado a pacientes COVID-19 en áreas limpias y la reforma para la climatización de cinco áreas de hospitalización.

 

En el Edificio Rondilla se ha instalado en varios puntos el sistema de llamada paciente-enfermera y se han sustituido los montantes de calefacción y las verticales de agua caliente sanitaria. Asimismo, se han preparado los proyectos para el cambio de una caldera de gas natural y de la cubierta del edificio.

 

También en la capital vallisoletana, el Hospital Universitario Río Hortega ha cubierto las siguientes acciones, con un presupuesto de 519.128 euros: suministro de batas desechables, compra de un ecógrafo para la UCI y de dos equipos portátiles de rayos X y refuerzo del servicio de limpieza. Hay que señalar que la Gerencia de Atención Primaria Valladolid Oeste ha recibido otros 182.300 euros, que se han empleado en el suministro de escobillones y tubos con medios de transporte, y en la adquisición de cuatro ecógrafos para los centros de salud, así como en el refuerzo de los servicios de transporte y limpieza.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: