La Junta pondrá en marcha acciones para dar a conocer la vida rural de la mano de la Asociación de Aperos del Ayer
Cyl dots mini

La Junta pondrá en marcha acciones para dar a conocer la vida rural de la mano de la Asociación de Aperos del Ayer

Firma de un convenio entre el consejero y la Asociación de Aperos del Ayer.

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, y el presidente de la Asociación Aperos de Ayer, Jesús F.Carrión, firman un convenio para la realización de actuaciones destinadas al conocimiento e interpretación de la vida rural en Castilla y León.

El acuerdo amplía la colaboración que se ha venido desarrollando entre ambas entidades desde el año 2003, con la intención de favorecer el conocimiento, la promoción e interpretación del especial valor que para la sociedad revisten las actividades agrícolas, ganaderas, forestales y de desarrollo rural.

 

Estas actividades, además de ser esenciales por su función de producción y abastecimiento de materias primas y de alimentos en condiciones de seguridad y calidad, representan un estilo de vida fundamental para la conservación de los ecosistemas naturales.

 

La Asociación Aperos de Ayer aportará su colección, compuesta por unas diez mil piezas entre aperos, utensilios, maquinaria y enseres; así como fondos documentales y bibliográficos, para la realización, entre otras actividades, de exposiciones orientadas al conocimiento e interpretación de la vida rural en Castilla y León.

 

La sede de la colección y las actividades desarrolladas será el Centro Integrado de Formación Profesional de San Rafael de La Santa Espina, dependiente de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural y situado en la localidad de Castromonte (Valladolid).

 

El convenio firmado este martes resalta la labor de la Asociación Aperos de Ayer en la recogida, recuperación y catalogación de aperos, maquinaria, herramientas y enseres ligados a la actividad agropecuaria, al aprovechamiento forestal y al ámbito doméstico de la vida rural de la Comunidad.

 

Con el convenio se pretende rentabilizar y potenciar social, cultural y económicamente el patrimonio rural tradicional de Castilla y León, con el fin de preservarlo y transmitirlo a las generaciones futuras.