La Junta ofrece apoyo económico a Diputación de Valladolid para depuración de agua, vivienda y acceso a Internet

Así se lo ha trasladado el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, al presidente de la Diputación Provincial, Conrado Íscar, con quien se ha reunido este miércoles para abordar materias de colaboración entre ambas instituciones.

La Junta de Castilla y León ha ofrecido su colaboración a la Diputación y a los municipios vallisoletanos para avanzar en materias como la depuración de aguas residuales, la rehabilitación de viviendas y el fomento del alquiler, o el acceso a internet de alta capacidad en el medio rural.

 

Así se lo ha trasladado el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, al presidente de la Diputación Provincial, Conrado Íscar, con quien se ha reunido este miércoles para abordar materias de colaboración entre ambas instituciones.

 

En materia de depuración, el consejero ha subrayado la implicación del Ejecutivo regional, a pesar de ser "una competencia de Diputación y ayuntamientos", para completar este proceso en todos los municipios entre 500 y 2.000 habitantes equivalentes, lo que va a requerir de 43 actuaciones por un importe estimado de 22 millones de euros.

 

Para apoyar a las administraciones locales a la hora de asumir este esfuerzo, la Junta asumirá el 40 por ciento del coste, mientras que la Diputación financiará otro 40, de modo que los ayuntamientos tendrán que hacer frente al 20 por ciento restante.

 

Además, el Gobierno autonómico permitirá a la Diputación hacer frente a su parte en diez años, mientras que los municipios tendrán hasta 25, período en el que deberán abonar las cuotas de amortización, además del coste de explotación de las instalaciones, que durante esos 25 años quedará en manos de la Junta.

 

Con estas condiciones, la media del desembolso anual al que deberán hacer frente los consistorios será de unos 30.000 euros, una cuantía "razonable y admisible" a juicio del consejero.

 

Con ello, se avanzaría hacia el objetivo de "cero aguas residuales" en Castilla y León, para lo que a mitad de la presente legislatura se espera iniciar la planificación de la depuración en aquellas localidades de menos de 500 habitantes equivalentes.

 

VIVIENDA

 

En materia de vivienda, se ha referido a las ayudas al alquiler de vivienda, así como a los dos programas de regeneración de áreas urbanas que se desarrollan actualmente en la provincia, uno en Medina de Rioseco para la rehabilitación de 125 viviendas con un presupuesto de 3,6 millones y otro en el 29 de Octubre de la capital para actuar en 132 viviendas por importe de 4,2 millones.

 

A esto se suma el programa Rehabitare para la rehabilitación de edificios municipales o diocesanos en desuso para convertirlos en viviendas de alquiler social que permitan fijar población en zonas rurales, en virtud del cual se invirtieron 900.000 euros en la provincia durante la pasada legislatura, a lo que se sumarán otros 800.000 en la presente.

 

En este sentido, la Consejería se ha ofrecido a aportar 200.000 euros más si la Diputación aporta la misma cantidad, con lo que se alcanzarían los 1,2 millones de euros.

 

Por lo que se refiere al acceso a internet de alta capacidad, ha recordado que en 2015 el 73,90 de la población de la población (384.000 habitantes) tenía acceso a una velocidad de conexión de más de 30 megas, mientras que en la pasada legislatura la Junta concedió ayudas para extender este porcentaje hasta el 92,94 (484.000 habitantes) en 2021, mientras que hasta 2023 se buscará cubrir el 7,06 por ciento restante, unos 36.000 habitantes.

 

Para ello, al millón de euros que la Administración regional invertirá en el periodo 2020-2021, Suárez-Quiñones ha pedido la aportación de una cantidad similar por parte de la Diputación, así como 1,5 millones para el periodo 2022-2023 que complementaría con la misma cuantía por parte de la Junta.

 

Como ha recordado el consejero, este "esfuerzo" que le piden a la Diputación se sumaría al que también reclaman al Gobierno de España y a las empresas operadoras.

 

VA-610

 

Junto a estos temas, Conrado Íscar ha pedido a la Consejería su apoyo a la reivindicación de la Diputación para promover el corredor ferroviario Medina del Campo-Valladolid-Palencia, además del Atlántico, así como para renovar la VA-610 que conecta Castronuño con Pollos.

 

Como ha explicado Suárez-Quiñones, se ha actuado para corregir el bacheado provocado por las últimas lluvias, tras lo que se va a realizar otra actuación ahora "de más calado", si bien se contempla más adelante una renovación que está "pendiente de las expropiaciones" necesarias una vez culmine el proceso de concentración parcelaria que se está acometiendo en la zona.