La Junta mejorará la carretera VA-405 entre Tordesillas y Serrada

Imagen de archivo.

La obra se ha licitado con un presupuesto de más de 1,4 millones de euros y podrán presentarse ofertas hasta el 6 de marzo. Se incluirán pasos salvacunetas en los accesos de los caminos.

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente acometerá obras de refuerzo y renovación del firme del tramo de 13 kilómetros de la carretera VA-405 que une las localidades de Tordesillas y Serrada, perteneciente a la Red Complementaria Preferente de las carreteras titularidad de la Junta de Castilla y León. El presupuesto de licitación para ejecutar estas obras asciende a 1.415.988 euros y tendrán un plazo de ejecución de 15 meses. La licitación ha sido ya publicada y el plazo establecido para la presentación de ofertas estará abierto hasta el 6 de marzo.

 

Estas obras se incluyen en el bloque de actuaciones prioritarias en la Red Regional de Carreteras de Castilla y León, centrado en las necesidades de mantenimiento y conservación, a los que la Junta de Castilla y León ha destinado cerca de 60 millones de euros para carreteras de la provincia de Valladolid, de los cerca de 525 millones de presupuesto de licitación contemplados para el periodo 2016-2019 en toda la Comunidad.

 

Para el refuerzo y renovación del firme de este tramo de carretera se ejecutará una extensión de mezcla bituminosa en caliente en dos capas, variando el espesor total del citado refuerzo entre 9 y 12 centímetros, siendo, en todo caso la capa de rodadura de 5 cm. Se empleará como ligante para la capa de rodadura un betún mejorado con polvo de caucho procedente de neumáticos fuera de uso, solución que trata de combinar la optimización medioambiental, técnica y económica de las obras.

 

Los estudios realizados en esta materia han demostrado que este tipo de mezclas bituminosas presentan una mejor resistencia a la fatiga y agrietamiento, disminución del ruido, mejor visibilidad con lluvia, así como una mayor durabilidad.

 

La obra se completará con actuaciones de limpieza y desenterramiento de las 15 obras de fábrica transversales presentes en el tramo, se renovará la señalización vertical, se realizará el  obligado pintado de marcas viales, se situará reglamentariamente la barrera de seguridad y se realizarán trabajos de formación y recrecido de bermas y reperfilado de cunetas y taludes.

 

Entre otras medidas de seguridad vial, se ejecutarán bandas sonoras transversales en la intersección de la carretera de la Diputación Provincial VP-9903, limitando la velocidad a 70 km/h, y doblando las señales y proyectando bandas sonoras transversales. Estas bandas también se proyectan al inicio y  final del proyecto, antes de la llegada a la glorieta con la N-620 y de la entrada a la travesía de Serrada, así como un paso sobreelevado de peatones en ésta última, al objeto de reducir la de velocidad de los vehículos.

 

Por otra parte, el proyecto incluye la protección de pasos salvacunetas en los accesos de los caminos, una actuación de  seguridad vial que la Dirección General de Carreteras e Infraestructuras está llevando a cabo en los últimos años y que pretende aplicar en toda la red autonómica. Para ello se han presupuestado en esta obra los pasos salvacunetas no existentes entre la carretera y algunos caminos, considerados necesarios para garantizar que el agua continúe su curso por la cuneta, así como la extensión de una capa de hormigón en una longitud de 5 metros hacia el interior del camino en todo el ancho del mismo, al objeto de no “manchar” la carretera de tierras, con las consecuencias que pudiesen acarrear para la seguridad vial de los usuarios de la carretera. 
 

Noticias relacionadas