La Junta mejora las comunicaciones y la seguridad vial en Simancas y Herrera de Duero con una inversión de 450.000 euros

El consejero de Fomento y el alcalde de Simancas visitan las obras llevadas a cabo.

En la localidad de Simancas se ha ensanchado la calzada y se ha habilitado un carril bici y otro para peatones, en la SC-VA-1; mientras que en Herrera de Duero (CL-600) se ha construido una glorieta de acceso al municipio.

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha concluido las obras de mejora de la seguridad vial en dos puntos, en el municipio de Simancas en la carretera SC-VA-1, antigua CL-600, y en Tudela de Duero, en la carretera CL-600, que han consistido en un ensanchamiento de la calzada y habilitación de carriles bici y en la construcción de una glorieta en el cruce con la localidad de Herrera de Duero. El presupuesto de ambas intervenciones ha sido de 447.674 euros.

 

Las obras, entre las localidades de Simancas y Tudela de Duero, que ha visitado este martes el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, acompañado de los alcaldes, han afectado a dos tramos en distintos puntos kilométricos, el primero del 0,260 al 1,200, en la localidad de Simancas, y el segundo en el cruce con la localidad de Herrera de Duero, en el kilómetro 20.

 

En Simancas, la obra ha consistido básicamente en un ensanchamiento de la calzada hasta los 9,60 metros, dividida en dos carriles de 3 metros cada uno dedicados a la circulación de vehículos, a los que se han adherido carriles bici en ambos sentidos de 1 metro de anchura en cada margen, con separadores de 0,30 metros, y carriles de peatones de 0,50 metros.

 

Se trata de un tramo de carretera sin clasificar, de poco menos de un kilómetro, por donde no circula ya tráfico de largo recorrido, pero que hasta ahora acogía un tráfico local intenso con continuas entradas y salidas de las urbanizaciones de la zona, junto con presencia de ciclistas y peatones que circulaban por los bordes de la carretera sin disponer de zonas habilitadas para este tránsito.

 

Además la obra ha afectado también a la intersección de acceso a la urbanización 'El Plantío', cambiando la 'raqueta' existente por un carril central de espera, que mejora sensiblemente las cuñas de salida y entrada y que se incluye una parada de espera para el autobús urbano.

 

El consejero de Fomento, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha destacado estas dos intervenciones y recordó que fueron sendas demandas de los ayuntamientos de Simancas y Herrera de Duero. “La preocupación de Simancas era dar servicio a estas cinco urbanizaciones con las que cuenta y a un tejido complejo de circulación de coches, bicicletas y peatones. Lo que hemos hecho ha sido una actuación para mejorar su trazado, con un trazado de tres metros por cada carril de sentido de circulación y se han añadido un carril-bici de un metro de ancho y un carril de medio metro de anchura para peatones, en una actuación de un kilómetro con un presupuesto de 216.000 euros”.

 

Por su parte, el alcalde de Simancas, Alberto Plaza, ha reconocido que era una necesidad “unir los distintos puntos de Simancas y sobre todo las distintas urbanizaciones”. “Nos preocupaba mucho desde el inicio de la legislatura que todos los vecinos de Simancas tuvieran unos nexos de comunicación más acordes con el siglo XXI y este es uno de los pasos gracias a la financiación de la Junta de castilla y León”. Plaza ha recordado que esta carretera “une la urbanización del Plantío con el centro histórico de Simancas, además de la entrada de la Urbanización de Entrepinos, una de las más pobladas de nuestro municipio, o con el complejo deportivo del municipio”.

 

La obra en esta carretera, CL-600, se ha completado con otra intervención en el kilómetro 20, en su intersección con la carretera provincial VP-2201 que da acceso a la localidad de Herrera de Duero, en la que se ha construido una glorieta partida con el fin de mejorar la seguridad vial en este punto, con carriles de deceleración y aceleración. La obra ha precisado la expropiación de terrados, la modificación de la línea eléctrica y del paso de una tubería de riego. La elevada intensidad de tráfico, con 2.301 vehículos al día, y la velocidad con la que se transita en este tramo hizo necesario diseñar otro tipo de intersección para acceder a Herrera de Duero.

 

 

El consejero ha recordado que esta “glorieta partida que va a permitir mejorar esos accesos a Herrera de Duero que no eran muy adecuados y seguros” y ha asegurado que se han invertido “algo más de 230.000 euros para mejorar la seguridad vial de la zona”.

 

Por último, el alcalde de Herrera de Duero, Luis Javier Gómez, ha señalado que esta obra era una “reivindicación de bastantes años dado el tráfico que tenía y el cruce peligrosísima”. “Con esta intervención se mejora la seguridad, al incluir un carril de aceleración; quiero agradecer en el corto plazo en el que se han realizado las obras”.