La Junta firma con cinco ayuntamientos de Valladolid su adhesión al programa Rehabitare

Visita a la vivienda rehabilitada en Viana de Cega. - JCYL

Esguevillas de Esgueva, Tamariz de Campos, Traspinedo, Villalar de los Comuneros y Matapozuelos se unen al programa

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, y los alcaldes de Esguevillas de Esgueva, Rosa Ana Alba; Tamariz de Campos, Jesús María Pastor; Traspinedo, Francisco Javier Fernández; Villalar de los Comuneros, Luis Alonso, y el alcalde de Matapozuelos -a su vez, presidente de la Diputación de Valladolid-, Conrado Íscar, han suscrito un protocolo para la rehabilitación y destino al alquiler social de viviendas en sus respectivos municipios, enmarcado en el programa Rehabitaré.

 

También han asistido a este acto el alcalde anfitrión de Viana de Cega, Alberto Collantes -en cuyo municipio se visita una vivienda rehabilitada a través de este programa en el protocolo firmado en 2019-; la directora general de Vivienda, Arquitectura y Urbanismo, María Pardo, y el delegado territorial de la Junta, Augusto Cobos.

 

La rehabilitación de los cinco inmuebles objeto del protocolo que hoy se ha firmado conlleva una inversión global por la Junta de Castilla y León de 241.000 euros.

 

En la mayor parte de los casos, las obras que se realizan son instalación de trasdosados y falsos techos para mejorar la eficiencia energética de la vivienda, sustitución de carpinterías, interiores y exteriores, renovación de pavimentos, colocándose nuevos acabados, alicatados y pinturas, renovación del equipamiento de cocina y baños, repaso de fachadas y cubierta y, en general, reparación todas las patologías que presente el edificio o que vayan apareciendo en el transcurso de las obras.

 

El inmueble de Esguevillas de Esgueva se ubica en el número 11 de la Plaza Mayor. Se trata de un edificio de dos plantas (B+1), que albergaba en su planta baja la antigua botica de la localidad y en la planta alta la que fuera vivienda del boticario.

 

Según datos catastrales, la construcción se fecha en 1940 y dispone de 188 metros cuadrados construidos. La rehabilitación consiste en ubicar en parte de su planta baja una vivienda de alquiler social siendo el presupuesto de adjudicación de la obra de 43.553,95 euros, IVA incluido.

 

La vivienda objeto de rehabilitación de Matapozuelos ocupa parte de una parcela con frente a la calle Félix de Santos, nº 12. Se trata de una antigua edificación que data de los años 90. La edificación ocupa una superficie de 161 metros cuadrados construidos. Con esta intervención se actuará en 130,55 metros cuadrados construidos, dejando el resto de metros con el uso de almacén municipal que poseen en la actualidad. El presupuesto de adjudicación de la obra es 47.285,00 euros, IVA incluido.

 

El edificio de Tamariz de Campos, ubicado en la Calle Mediavilla, nº1, usado como casa de maestros durante décadas, presenta una serie de deficiencias que hacen que no reúna las condiciones de habitabilidad exigibles. Data aproximadamente de 1850, consta de planta baja con 56,50 metros cuadrados útiles y un sótano accesible a través de un patio por la calle posterior, con 35.62 metros cuadrados útiles. El presupuesto de adjudicación de la obra es de 47.408,56 euros, IVA incluido.

 

La intervención de Traspinedo afecta a una antigua vivienda con dos plantas y 77,34 metros cuadrados útiles. En planta baja se distribuyen salón, cocina, aseo y una sala anexa al salón. En planta primera, tres habitaciones y un baño. La intervención se basa en la adecuación de los espacios interiores en materia de paramentos, solados y techos, sin modificar la distribución de los mismos. El presupuesto ronda los 48.000 euros.

 

La vivienda objeto de rehabilitación de Villalar de los Comuneros se ubica frente a la calle Curato, nº 3. Se trata de una antigua edificación de planta baja que data de los años 60 y posee una superficie útil es de 103,60 metros cuadrados. El presupuesto de licitación de la obra es de 48.399,99, IVA incluido.

 

VISITA DE VIVIENDA REHABILITADA EN VIANA DE CEGA

 

Tras la firma del protocolo con los cinco municipios vallisoletanos en el Ayuntamiento de Viana de Cega -que ha actuado como anfitrión por su experiencia en el programa Rehabitare-, el consejero de Fomento y Medio Ambiente ha visitado la vivienda con patio recuperada en esta localidad, ubicada en la calle Cañada, 36, que, cedida por su Ayuntamiento, se ha reformado a través del programa Rehabitare 2019 para proporcionar las condiciones de confort y habitabilidad y en cuyas obras la Junta ha invertido más de 45.000 euros.

 

LUCHA CONTRA LA DESPOBLACIÓN Y ACCESO A LA VIVIENDA

 

El objetivo de este programa es la recuperación de aquellas viviendas de titularidad municipal que se encuentran abandonadas y cuya rehabilitación y recuperación resulta interesante para el desarrollo del medio rural, a través del alquiler. La localización de estos inmuebles, situados en los cascos urbanos, permite contar con todo tipo de servicios, por lo que se optimizan las infraestructuras existentes y no se construyen otras nuevas, a la vez que se evita el deterioro del patrimonio municipal.

 

La Junta de Castilla y León, en virtud de los protocolos suscritos con los ayuntamientos, se compromete a abonar los honorarios de los proyectos y estudios de seguridad y salud, a contratar las obras asumiendo el pago de su coste total y también a la contratación del equipo técnico encargado de su dirección técnica.

 

Por su parte, los ayuntamientos beneficiarios determinan las familias que ocuparán las viviendas, teniendo preferencia los colectivos de especial protección a que se refiere la Ley del Derecho a la Vivienda de la Comunidad de Castilla y León, esto es: familias numerosas, personas dependientes o con discapacidad, mayores de 65 años, menores de 35 años, además de víctimas de violencia de género y terrorismo, unidades familiares en riesgo de exclusión social o deudores hipotecarios. Igualmente, determinan el precio del alquiler con la condición de que este no exceda de una tercera parte de los ingresos de la unidad familiar.

 

Juan Carlos Suárez-Quiñones ha recordado que el programa Rehabitare contribuye a luchar contra la despoblación de forma relevante, al proporcionar actividad económica, servicios y confortabilidad, dinamizando la economía del medio rural, dado que las obras recaen en empresas de la zona y proporcionan empleo local, y al mismo tiempo satisface el derecho a la vivienda a las personas y familias más necesitadas.

 

"Rehabitare se ha consolidado como un programa que pretende solucionar el acceso a la vivienda a personas con necesidades urgentes y fomentar la fijación de población y actividad en el medio rural", ha destacado el consejero. Las viviendas se ubican por lo general en los cascos urbanos, lo que permite contar con todo tipo de servicios, optimizando así las infraestructuras existentes y evitando el deterioro del patrimonio municipal.

 

EL PROGRAMA REHABITARE EN CASTILLA Y LEÓN

 

A finales de 2020, la Junta de Castilla y León habrá rehabilitado gracias a este programa un total de 263 viviendas rurales en la Comunidad Autónoma con una inversión de más de 12,3 millones de euros.

 

En la provincia de Valladolid, de 2016 a 2020, el programa Rehabitare ha actuado en la rehabilitación de 25 viviendas, con una inversión global de 1.064.171 euros.

 

En cuanto a futuras actuaciones, la previsión es rehabilitar 246 viviendas en los próximos tres años en la Comunidad, para lo cual se destinarán más de 12 millones de euros. Estás inversiones contarán por primera vez con la participación de las diputaciones provinciales, que desde este año 2020 se incorporan a este programa tras la firma el pasado mes de julio de un protocolo de actuaciones.

 

Desde su puesta en marcha en 2009, el programa Rehabitare habrá cosechado cuando finalice la legislatura la recuperación de 509 viviendas en el ámbito rural y una inversión total de 24 millones de euros.

 

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: