La Junta entrega las llaves de cinco adosados públicos en Fresno para reactivar el mundo rural

AYUNTAMIENTO FRESNO EL VIEJO

Son viviendas unifamiliares de 90 metros cuadrados a un precio de alquiler de 110 euros al mes. 12 casas corresponden al pueblo vallisoletano de un total de 133 repartidas en 20 municipios de Castilla y León.

 

El consejero de Fomento Juan Carlos Suárez-Quiñones y el alcalde de Fresno el Viejo Luis Miguel Muñuner han entregado este martes 31 de enero en la localidad vallisoletana las llaves de las últimas cinco viviendas de las doce incluidas en el Programa de alquiler social de viviendas en el medio rural en este municipio. Son viviendas unifamiliares, de 90 metros cuadrados de superficie, y las familias las reciben en régimen de alquiler con opción a compra a un precio de 110 euros al mes, durante un periodo de cinco años.

 

Se trata de una promoción pública que forma parte de las 133 viviendas construidas por Somacyl repartidas en 20 municipios que fueron incluidas en el Programa de alquiler social en el medio rural, cuyo protocolo firmaron el consejero de Fomento y Medio Ambiente y los alcaldes de los municipios el pasado mes de julio.

 

Las viviendas que se han entregado esta mañana son unifamiliares con jardín, de 90 metros cuadrados repartidos en dos plantas, con tres dormitorios, uno en la planta baja, más garaje y han sido adjudicadas a un precio de 110 euros, en régimen de alquiler con opción a compra durante un periodo de cinco años.

 

Las cinco viviendas de la localidad de Fresno el Viejo formaban parte de una promoción más amplia, promovida por Somacyl, de doce unifamiliares adosadas, de las que en 2015 se firmaron tres contratos de alquiler con opción a compra y el resto se han incorporado y reforzado el Parque Público de Alquiler social de viviendas en el medio rural. Hasta el momento, en Castilla y León se han alquilado un total de 97 viviendas, lo que supone un grado de ejecución del programa de un 73 %.

 

El fomento del alquiler es el eje prioritario del Programa de Vivienda Social en Castilla y León, sobre el que se viene sustentando la política de vivienda en esta legislatura. Una de las actuaciones fundamentales es la creación de un parque público de vivienda en alquiler, como servicio público de interés general y con especial atención al medio rural para fijar a su población.