La Junta de Cofradías de Valladolid no se atreve a decir si se suspenderá la Semana Santa

Procesión del Cristo de la Luz.

El secretario de la misma, José Miguel Román advierte de que "estarán al lado de lo que decidan las autoridades sanitarias".

La Junta de Cofradías de Semana Santa en Valladolid no se atreve a aventurar si este año los cofrades podrán finalmente salir a la calle a primeros de abril, dada la alarma existente con la propagación de los casos de coronavirus, y en cualquier caso advierte de que "está al lado de lo que decidan las autoridades sanitarias".

 

Tras rehuir también hablar de porcentajes sobre la posibilidad de que la Semana Santa tenga que ser suspendida, el expresidente de la Junta de Cofradías de Valladolid y hoy secretario, José Miguel Román, ha insistido, en declaraciones a Europa Press, que serán las autoridades sanitarias las que tendrán que resolver esta cuestión teniendo en cuenta única y exclusivamente "la salud de las personas".

 

Consciente de la grave repercusión que una hipotética suspensión tendría para la economía de Castilla y León y de las propias cofradías, Román advierte de que en función de la evolución del virus cualquier decisión al respecto, en todo caso, debería de ser a nivel nacional y con el consenso de las distintas comunidades autónomas.

 

"No es posible que en Andalucía, por ejemplo, se celebre la Semana Santa y que se prohíba en Castilla y León o en Murcia", ha apuntado el secretario del órgano rector de la Semana de Pasión vallisoletana, quien reitera la imposibilidad de aventurar qué va a ocurrir "puesto que ayer se pensaba que las Fallas se iban a celebrar y a las diez de la noche quedaron aplazadas".

 

Román lamenta por último que todos los años esta importante celebración religiosa está siempre a expensas de la lluvia y que en esta ocasión a los imponderables de la climatología se sume ahora el avance del COVID-19.

Noticias relacionadas