La Junta de Castilla y León evaluará un total de 170 puentes en las carreteras de Valladolid

Se ha dotado a la acción de un presupuesto de 48.330 euros y una vigencia prevista hasta 2020.

El estado general de los puentes de diferentes tamaños, longitudes y épocas que se encuentran diseminados por la red de carreteras de titularidad de la Comunidad de Castilla y León es bueno, fruto de la política de conservación y mantenimiento que viene desarrollando la Junta en los últimos años.

 

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha destacado la importancia de la realización de estos trabajos de inventario “en la red de carreteras autonómica más grande y compleja de España, con 11.500 kilómetros”, y ha valorado los resultados de las evaluaciones “como un instrumento muy importante de prevención para garantizar la seguridad de nuestras infraestructuras y en consecuencia de nuestra conducción”.

 

Dentro de las acciones de conservación de la Junta se encuentra el programa ‘Realización  del Inventario, Inspección y Evaluación de Puentes de la Red de Carreteras de Castilla y León’, dotado con un presupuesto de 712.256 euros y una vigencia prevista hasta 2020.

 

En las carreteras vallisoletanas se evaluarán 170 puentes con un presupuesto de 48.330 euros.

 

Desde el punto de vista operativo los trabajos se llevan a cabo por un personal que conforma varios equipos con los siguientes requisitos y dotaciones mínimas que se relacionan: al frente de los equipos está un Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos como delegado del contratista, quien coordina y lleva la dirección técnica de los trabajos a desarrollar. Tiene más de 10 años de experiencia en estructuras y, en particular, en trabajos de patología, inspección, reparación de estructuras y gestión de obras de paso, que contará con el apoyo de cuatro equipos de Inspección.

 

Estos cuatro equipos están integrados por un Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos  o Ingeniero Técnico de Obras Publicas o titulación equivalente con  formación en estructuras, en especial en patología, inspección, reparación y gestión de obras de paso que ejerce la función de jefe de equipo; un auxiliar técnico, con experiencia profesional en inspección de estructuras; y un técnico en informática con experiencia en programación de bases de datos y aplicaciones de consulta con interfaz web.

 

Tanto el inventario como todas las inspecciones quedan recogidas en una aplicación informática web, denominada I3MET, con la que se gestionan todos los datos provenientes tanto del inventario de los puentes como de las inspecciones principales realizadas en terreno.

 

Los equipos elaboran informes mensuales de desarrollo de los resultados y si en la inspección principal de las estructuras se detectan deterioros, se remite el informe de la inspección principal al Servicio Territorial de Fomento correspondiente, para que sus técnicos valoren cómo resolverlos.