La juez deja en libertad a Trapero, pero le retira el pasaporte

Trapero

El comisario mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero, ha evitado este lunes el ingreso en prisión incondicional que solicitaba para él la Fiscalía de la Audiencia Nacional por un supuesto delito de sedición. 

No hay prisión para Trapero pero la juez Carmen Lamela, instructora del caso, le impuso fuertes medidas cautelares: presentación cada 15 días en el juzgado más próximo a su domicilio, retirada del pasaporte y prohibición de salir de España. 

 

Así lo ha decidido la titular del Juzgado Central de Instrucción número 3 después de tomar declaración durante casi dos horas a Trapero y a la vista de las informaciones aportadas por la Guardia Civil en los atestados sobre los incidentes acaecidos en Cataluña los días 20 y 21 de septiembre y el 1 de octubre durante el referéndum independentista.

 

La magistrada, por tanto, no ha seguido el criterio de la Fiscalía de la Audiencia Nacional, que había solicitado prisión incondicional para el mayor del cuerpo policial de Cataluña.

 

Antes de Trapero ha declarado la intendente de los Mossos Teresa Laplana, para quien la magistrada ha impuesto, por el mismo delito, la medida cautelar de comparecer cada quince días ante el juez, prohibición de abandonar el territorio nacional y retirada de pasaporte.

 

En el caso de Laplana, la jueza Lamela ha rechazado la medida solicitada por la Fiscalía, que consistía en la imposición de una fianza de 40.000 euros para poder eludir la medida de prisión preventiva.