La Iglesia del Nazareno, 'La Sepia' y 'Calzados Azar', obligados al cierre por la obra de la Plaza Mayor

La calle Jesús, donde se verán afectados los diferentes establecimientos y la Iglesia. D.LOZANO

Los dos establecimientos no podrán abrir durante los cuatro meses que duren los trabajos de los nuevos accesos al aparcamiento subterráneo, mientras que al templo no se accederá por la puerta principal.

El gerente de 'Calzados Azar', uno de los dos establecimientos comerciales de Valladolid que tendrán que cerrar sus puertas cuando comiencen las obras de los nuevos accesos al aparcamiento subterráneo de la Plaza Mayor, ha lamentado que "va a salir perdiendo el pequeño comercio".

 

En declaraciones a los medios de comunicación, Raúl Domínguez ha recalcado que las obras, además de afectar a su comercio y al bar 'La Sepia', perjudicarán al pequeño comercio de la zona de la Plaza Mayor, pues supondrán el cierre del aparcamiento subterráneo previsiblemente durante unos cuatro meses desde este 15 de octubre.
 

En el caso de su establecimiento, se espera que el Ayuntamiento aplique una indemnización aunque Domínguez desconoce el baremo por el que se decidirá, "hay muchas maneras de medirlo, pero los últimos años no han sido nada buenos".

 

Mientras, la Iglesia de Nuestro Padre Jesús Nazareno tendrá que “cerrar la puerta principal. “Muchas personas no van a poder entrar”, lamentaron. De hecho, señalaron que pasarán “un invierno horrible porque deberán tener “abiertas las otras dos puertas” para que la gente acceda al templo.

 

También mostraron cierta incertidumbre si las obras se alargasen en el tiempo, ya que están previstas que finalicen en febrero y en abril se celebrará la Semana Santa. “Si no han terminado… A ver qué pasa”, comentaron al respecto.

 

Por su parte, desde ‘La Sepia’, apuntaron que las previsiones son de “cuatro meses y medio”. “Esperemos que se cumplan. Nos han dicho que nos van a indemnizar. Todavía no hemos negociado con el Ayuntamiento, pero seguro que tendremos pérdidas, explicaron.

 

SIN CAMPAÑA DE OTOÑO-INVIERNO

 

Domínguez ha recalcado que "siempre va a salir perdiendo el pequeño comercio" en un caso como éste, pues si se cierran los accesos a mediados de octubre, como prevé el equipo de Gobierno, los establecimientos se perderían toda la campaña de otoño-invierno, incluidas la Navidad y las Rebajas. "Los pequeños comercios del centro estamos abocados al cierre como sigamos así", ha advertido el gerente de esta tienda situada en la esquina de las calles Jesús y Molinos.

 

El comerciante ha añadido que los comercios del centro necesitan, en su opinión, "más facilidades de movimiento y mejores servicios de aparcamiento" para ser una zona en la que los consumidores puedan acudir a comprar.

 

"Esto es Valladolid, aquí la gente viene con el coche, y la gente de fuera no va a aparcar en la Feria de Muestras y cruzar el puente andando para comprar unos zapatos u otro tipo de complementos", ha explicado.

 

La previsión del equipo de Gobierno es que en las próximas semanas comiencen ya los trabajos previos arqueológicos en la calle Jesús y para "temas de servicios", lo que implicará el cierre de esta vía y la salida provisional de los vehículos del parking por Pasión, como ocurrió durante varios días del mes de julio cuando se llevaron a cabo las catas.

 

ACCIONA, CENTRADO EN EJECUTAR LA OBRA

 

La empresa encargada de ejecutar la obra, Acciona, no quiso hacer comentarios respecto al cierre, ya que entiende que eso compete al Ayuntamiento. "Únicamente vamos a ejecutar la obra. Nos limitaremos a lo que tenemos en el contrato", señalaron fuentes de la entidad a este periódico.

 

Lo que sí apuntaron es que los establecimientos y la Iglesia deberán permanecer cerrados "a partir del corte definitivo" de la calle Jesús. Mientras, los de Manzana también podrían verse afectados por la obra.