La iglesia de San Martín de Mota del Marqués reabrirá al culto tras una inversión de medio millón de euros

La Junta de Castilla y León está ejecutando una inversión de 533.290 euros para restaurar diversos elementos del interior de la iglesia de San Martín, que permitirá recuperar el uso público de la zona de culto.

El delegado territorial de la Junta, Pablo Trillo, ha realizado una visita institucional a Mota del Marqués, donde ha conocido los trabajos promovidos por la Dirección General de Patrimonio Cultural para restaurar el interior de la iglesia de San Martín, que permitirán que vuelva a estar en condiciones óptimas para que pueda reabrirse al público su zona de culto, además de posibilitar el acceso por la portada sur. Pablo Trillo ha conocido todos los detalles de esta intervención, que afecta a las naves, presbiterio y sacristía, y ha mantenido una reunión con el alcalde, Gerardo Hernández, y miembros de la corporación local.

 

El delegado de la Junta se felicitó porque se haya podido contar con fondos para acometer los trabajos en la iglesia de San Martín y por comprobar que, tras ellos, el templo “está volviendo a tener un aspecto realmente bueno”. El alcalde agradeció la visita del delegado territorial y coincidió con él en valorar como positivo el encuentro, al haber podido repasar y conocer de primera mano las principales preocupaciones y demandas del municipio, entre las que señaló la relativa al centro de salud.

 

La intervención en la iglesia de San Martín, a la que la Junta ha destinado una inversión de 533.290 euros, cofinanciados con fondos europeos FEDER, ha permitido acometer la reparación de las bóvedas, con sus nervaduras y plementerías, exceptuadas las de la nave norte, ya reparadas; la restauración y acabado decorativo de paramentos interiores, tanto de bóvedas como de muros alzados; la recolocación del solado interior y la reconstrucción de escalinatas y altares, así como la renovación y mejora de las instalaciones de alumbrado y protección contra incendios.

 

Los  trabajos, que se iniciaron el pasado mes de marzo, están siendo ejecutados  por la empresa Valuarte Conservación de Patrimonio SL, bajo la dirección del arquitecto Leandro Cámara. En estos momentos sólo queda pendiente una última fase, en la que se reforzará y restaurará la torre del templo, para que las mejoras sean completadas. Además, como mejoras al proyecto, se ha elaborado un vídeo documental durante la intervención en el templo y se ha editado un folleto informativo y un inventario de bienes inmuebles.

 

Con esta actuación, la Dirección General de Patrimonio Cultural pone de manifiesto una vez más su interés en la preservación y restauración del rico patrimonio cultural de la Comunidad y de la provincia de Valladolid. Esta es la tercera intervención que se ejecuta por parte de la Junta para solucionar diversos problemas existentes en la iglesia de San Martín. Durante la primera intervención, realizada en los años 1994 y 1995, se acometió una solución para el problema de la cimentación, mediante un recalce en profundidad con pilotes y encepados de hormigón. En la segunda, entre los años 2005 y 2007, se invirtieron 512.886 euros para acometer la reparación de los daños padecidos por la iglesia en el curso de los siglos y que habían producido deformaciones y lesiones estructurales de diverso tipo.

 

La iglesia de San Martín, declarada BIC en 1993, es una construcción de la mitad del siglo XVI, debida al arquitecto Rodrigo Gil de Hontañón. Es una típica iglesia salón tardogótica, con una gran aula de tres naves y tres tramos abovedados con crucerías de terceletes. La cabecera está formada por un sólo ábside muy profundo, también abovedado con una crucería de compleja traza. Al sur de este se sitúa la sacristía original, pequeña sala también cubierta con dos bóvedas de crucería. A los pies del edificio se sitúa una enorme torre que se abre al interior por dos arcos superpuestos desde dos espacios para coro y órgano.