La hostelería de Valladolid se frota las manos ante una Semana Santa 'espectacular'

Aspecto de la calle Platerías durante los primeros días de Semana Santa. J.A.G.

El buen tiempo ha llenado calles y negocios hosteleros. Los profesionales del sector no disimulan su satisfacción ante una temporada clave para su cuenta de resultados. Lo mejor está por llegar a partir de este jueves.

Basta con pasear por las calles para comprobar que el ambiente en esta semana Samana Santa es espectacular. Las procesiones son seguidas por miles de personas y la sensación de ciudad a rebosar incide directamente en uno de los sectores más sensibles de la economía vallisoletana: la hostelería.

 

Las previsiones se han confirmado. La lluvia que arruinó desfiles procesionales el pasado año y mitigó las expectativas de negocios hosteleros ha dado paso este año a una realidad completamente diferente. Tanto, que los primeros días de la Semana Santa no parecen más que un anticipo de lo que puede llegar a partir de las fechas 'más fuertes'.

 

"Sin duda, el buen tiempo ayuda a que la gente salga a la calle y ese mayor tráfico de personas está resultando positivo en los establecimientos hosteleros de Valladolid", aseguran desde la Asociación de Hostelería a la espera de confirmar esas previsiones a partir de este jueves. "Si todo lleva la misma tónica, serán unos buenos días para los negocios".

 

Eso en cuanto a los locales de consumo directo como bares y restaurantes, porque el capítulo de alojamientos también lleva buenos registros estos días. Hasta este miércoles, el nivel de ocupación se situaba en el entorno del 65%. Para el Jueves Santo las previsiones ya apuntaban a un 80% que aumentará hasta el 90% y rozará el lleno absoluto el Viernes Santo. El sábado, estos índices ya comenzarán a descender.

 

Para los hosteleros, la Semana Santa es una de las temporadas más sensibles del año. Equiparable en cuanto a negocio con las fiestas de Valladolid. "Si el tiempo ayuda, como este año, podemos decir que es tan importante como en las fiestas de la Virgen de San Lorenzo. Hay mucha afluencia de gente y de personas de Valladolid que viven fuera y aprovechan para visitar a amigos y familiares. Todo eso invita a salir y disfrutar de las diferentes ofertas de hostelería que tenemos", concluyen desde la Asociación de Hostelería para reconocer que el balance "puede ser muy positivo".

Noticias relacionadas