La guerra de los 'bots' llega a la provincia de Valladolid

El fenómeno en el que un algoritmo determina las conquistas de territorios que ha revolucionado Twitter a nivel mundial ya tiene en marcha su versión para la provincia.

Las modas tienen estas cosas, acaban extendiéndose hacia todos lados, y ésta no podía ser menos. El fenómeno global de la Guerra Mundial Bot, desarrollado por un programador italiano en el perfil de Twitter @worldwarbot ya tenía sus versiones nacionales, como la de la guerra civil entre las provincias de España, pero no se va a quedar ahí, y quén sabe dónde acabará.

 

Desde este martes, los municipios de la provincia de Valladolid ya tienen un perfil específico en el que se verá cúal de las 227 localidades en liza se hace con el trono virtual. La dinámica no se diferencia de la de la Guerra Mundial, en la que, por cierto, España ya posee gran parte de Europa y África, y está en plena lucha con El Salvador por hacerse con el control del planeta. Un algoritmo aleatorio es quien determina el vencedor de una batalla entre países -o en el caso de la provincia de Valladolid, municipios- limítrofes.

 

Los bots generan publicaciones automáticas cada hora, en principio, aunque en el caso vallisoletano algunos problemas técnicos están modificando la temporalidad. Detrás de esta cuenta, que responde al nombre de @botvalladolid, se encuentra el usuario que lleva el conocido perfil de @memesvalladolid, y la primera batalla ha acabado con la victoria de Gallegos de Hornija sobre Adalia.

 

Al igual que el caso mundial, la línea temporal que empieza el año que viene, en 2020, y cada pugna aleatoria entre dos municipios equivaldrá al transcurso de una semana. Una vez que una localidad vence a otra, pasa a dominar su territorio, y cuantos más territorios domine más posibilidades tiene de que el algoritmo vuela a convertirle en atacante. Este hecho es el que explica el enorme éxito de unos territorios respecto a otros.

 

En el caso de la Guerra Mundial, según explica el programador, para que un país resulte elegido como atacante, se calcula la distancia con los países limítrofes (número N). Esta cifra se obtiene restando a 4 el número de países vecinos, y este número no puede ser nunca inferior a uno. No obstante, los territorios ya conquistados pueden rebelarse de sus dominadores, con una probabilidad de 1 entre 12 cada vez que son elegidos.

 

Habrá que ver qué muncipio de los 227 que han comenzado a pelear se hace finalmente con la provincia de Valladolid. Los 'bots' tienen la llave.