La Guardia Civil realiza disparos intimidatorios ante la fuga de un preso del juzgado de Medina del Campo

Agentes de la Guardia Civil se han visto hoy obligados a utilizar sus armas reglamentarias con el fin de realizar disparos intimidatorios y poder detener a un presunto delincuente que trató de fugarse cuando era trasladado a los Juzgados de Medina del Campo (Valladolid), según informaron a Europa Press fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Segovia.

El incidente se ha producido cuando el detenido, P.V.G, de 36 años, de origen rumano y vecino de Medina del Campo, ha protagonizado un intento de fuga en instalaciones judiciales de dicha localidad, a las que había sido conducido al constarle dos órdenes de detención y una de ingreso en prisión por delitos de robo en garajes y otros.

 

El presunto delincuente, que había sido conducido a Medina desde Segovia, donde había sido detenido ayer por otros hechos, ha tratado de huir y ha sido entonces cuando los agentes que le custodiaban han efectuado disparos intimidatorios antes de abortar su escapada.