La Guardia Civil investiga al director de Befesa por la emisión de gases tóxicos en Santovenia

Este tipo de delitos contra el Medio Ambiente están tipificados en el Código Penal y son castigados con las penas de prisión de seis meses a dos años.

La Guardia Civil de Valladolid investiga al director de la empresa Befesa por un presunto delito contra el medio ambiente como consecuencia de los gases tóxicos emitidos, así como por otro contra los derechos de los trabajadores por exponer a los mismos a límites de emisión superiores a lo permitido.

 

Las investigaciones comenzaron a raíz de las comunicaciones recibidas desde principios del mes de enero del presente año, cuando ciudadanos de la localidad de Santovenia alertaron de que percibían en el aire un fuerte olor similar al amoniaco, que causaba irritación en los ojos y vías respiratorias.

 

Estos hechos se habían producido en varias ocasiones anteriormente provocando alarma y malestar entre los vecinos de la localidad, como ha quedado reflejado en las llamadas realizadas a los Servicios de emergencias 112 de Castilla y León y 062 Guardia Civil.

 

El Seprona de Valladolid se desplazó hasta la zona, realizando gestiones con vecinos de las localidades afectadas, así como gestiones propias de investigación como inspecciones oculares, y con ayuda de los parámetros obtenidos en las mediciones tomadas por el Servicio de Bomberos del Ayuntamiento de Valladolid se pudo localizar un posible punto de emisión de los gases, en una empresa próxima ubicada en el término municipal de la localidad de Valladolid, en concreto Befesa, según informaron a Europa Press fuentes próximas a la investigación.

 

ACOPIO DE PAVAL

 

Tras una primera inspección a esta empresa, se encontró en una de las naves, la cual carecía de sotechado y cerramiento, acopio de subproductos como el polvo de aluminio (paval) que en presencia de la humedad ambiente produce amoniaco, metano, hidrógeno y sulfuro de hidrógeno, provocando las consecuencias descritas.

 

La Guardia Civil, a lo largo de la investigación, ha contando con la colaboración del Ayuntamiento y Centro de Salud de Santovenia de Pisuerga, Servicios Médicos del Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid, Policía Municipal y Bomberos del Ayuntamiento de la capital, Consejería de Fomento y Medio Ambiente y la Unidad de Salud Laboral de la Oficina de Trabajo de la Delegación Territorial.

 

Este tipo de delitos contra el Medio Ambiente están tipificados en el Código Penal y son castigados con las penas de prisión de seis meses a dos años, multa de diez a catorce meses e inhabilitación especial para profesión u oficio por tiempo de uno a dos años

 

De los hechos se instruyeron diligencias que fueron entregadas en el Juzgado de Instrucción de Guardia de Valladolid y en Fiscalía de Medio Ambiente y Urbanismo de la Audiencia Provincial de Valladolid.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: