La Guardia Civil investiga a dos hombres que cazaban pájaros de forma ilegal en Arroyo
Tribuna mini Saltar publicidad
Banner va ciudad pro%cc%81xima 800x800 tribuna file
Cyl dots mini

La Guardia Civil investiga a dos hombres que cazaban pájaros de forma ilegal en Arroyo

Uno de los pájaros adheridos a una rama. TRIBUNA

Usaban pegamento y un reclamo a través de un móvil.

La Guardia Civil de Valladolid investiga a dos varones de 47 y 24 años, de nacionalidad española, como presuntos autores de un delito relativo a la protección de la flora y fauna tras ser localizados cuando supuestamente cazaban pájaros cantores de forma ilegal en el municipio vallisoletano de Arroyo de la Encomienda.

 

Según han informado fuentes de la Benemérita en un comunicado recogido por Europa Press, los hechos se produjeron en la tarde del pasado martes, 26 de mayo, cuando una patrulla de Policía Local de Arroyo de la Encomienda localizó a dos varones que supuestamente cazaban pájaros.

 

Hasta el lugar, en el Paseo de Los Lillos, junto al arroyo Rodastillo del municipio de Arroyo de la Encomienda, se desplazó personal del Seprona, que verificó cómo dos varones cazaban con liga y reclamo cantor que reproducían a través de un teléfono móvil (método de captura prohibido, masivo y no selectivo).

 

En la actuación se procedió a la intervención de un teléfono móvil que usando para sonar el reclamo con el canto de los pájaros y de cinco ejemplares de aves cantoras, que se encuentran genéricamente protegidos por la Ley 42/2007, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad.

 

La técnica de la caza con liga consiste en la preparación artificial de recintos de masas arbóreas, pequeñas ramas o varetas, que después se untan con un pegamento especial en las que estas aves quedan adheridas, pegadas y atrapadas. El sonido, que reproducían con el teléfono, atraía a los pájaros a la zona.

 

Estos delitos están tipificados en los artículos 334 y 336 del Código Penal, con una pena de 6 meses a 2 años de prisión y multas de 8 a 24 meses. Las diligencias, han sido instruidas por la sección del Seprona de la Guardia Civil de Valladolid.