La Guardia Civil investiga a dos empresas por delitos en la distribución de productos cárnicos

Dos empresas cárnicas de Zamora y tres de sus responsables, investigadas por un delito contra la salud pública.

Dos empresas del sector cárnico de la provincia de Zamora están siendo investigadas por la Guardia Civil como supuestas autoras de un delito de falsedad documental contra la salud pública y fraude al consumidor. El Seprona de Zamora, dentro de la 'Operación Opson', encaminada al control de falsificación de alimentos en España, ha realizado una serie de inspecciones en empresas dedicadas al servicio de alimentación dentro de la provincia de Zamora y se han llevado a cabo actuaciones en las actividades que pudieran poner en riesgo la salud de las personas y encaminadas a asegurar la sanidad alimentaria de los consumidores.

 

Estas inspecciones han sido realizadas con apoyo de técnicos veterinarios del Servicio de Sanidad de la Delegación Territorial la Junta de Castilla y León en Zamora. Estas actuaciones han puesto de manifiesto posibles irregularidades realizadas por dos empresas dedicadas al sector cárnico, donde una vez efectuadas las inspecciones y comprobaciones necesarias, se procedió a la inmovilización de cierta cantidad de productos destinados para la venta, por no contar con el etiquetado correspondiente. El producto ha quedado inmovilizado hasta que se acredite su trazabilidad.

 

A su vez, se han detectado varios tipos de documentos supuestamente falsificados, como facturas y albaranes, así como el uso en algunos productos de números de serie de registro sanitario de otras empresas del sector, con el que se falseaba su lugar de fabricación y procedencia. A la finalización de estas inspecciones, por parte de la Guardia Civil de Zamora se procedió a la investigación de tres personas como supuestas autoras de un delito de falsedad documental, contra la salud pública y fraude a los consumidores. Las actuaciones y diligencias realizadas fueron remitidas al Juzgado de Instrucción de Zamora.