La Guardia Civil confirma la investigación sobre presuntos abusos sexuales a una menor en Peñafiel, aunque no hay detenciones

La subdelegación del Gobierno en Valladolid ha confirmado que la Guardia Civil recibió el pasado jueves una denuncia procedente de los servicios sociales, en las que se relataban presuntos abusos sexuales sobre una menor. Tal y como publicó este diario, la menor de 10 años, vecina de Peñafiel, fue trasladada a un centro de menores, ante las sospechas de que pudiera estar siendo prostituida por algún miembro de la familia.

 

Por el momento, la Guardia Civil continúa la investigación y confirma que no hay ninguna persona detenida por estos hechos. La denuncia fue presentada en el Cuartel de la Benemérita en Peñafiel por una trabajadora social a raíz de determinadas informaciones manejadas en el colegio de la pequeña que apuntaban que ésta, de etnia gitana, pudiera estar siendo obligada a prostituirse.
 

Noticias relacionadas