La generosidad del Real Valladolid bate récords

La entidad blanquivioleta puso en marcha en diciembre #XIIPucela y en enero realizó diferentes acciones para fortalecer el ámbito social.

Tras un diciembre de sueños, en el que XIIPucela vio la luz un día 12, llegó un enero de realidades. Un mes en el que el capitán de la nueva alineación del Real Valladolid tiró del carro para llevar a las redes sociales del club a la cotas más altas de su historia en todas las clasificaciones.

 

Enero ha sido el mes en el que el Estadio José Zorrilla se ha acercado a un paso de la casa de cualquier aficionado, viva donde viva. Las nueve rutas de autobuses de la Diputación Provincial de Valladolid ya están en marcha para que todos los seguidores de los pueblos de la provincia puedan animar in situ a su Pucela. También los buses urbanos que llegan al estadio se han engalanado para expandir el virus blanquivioleta y han sido rebautizados como buses XIIPucela.

 

Pero enero ha sido sobre todo el mes de la generosidad. La Diputación Provincial de Valladolid, a través de Cáritas, Banco de Alimentos y Cruz Roja, ha puesto en circulación 51 carnés solidarios innominados para que personas con pocos recursos puedan acudir a la fiesta del fútbol. Un detalle de nobleza, antesala de la gran acción del mes en XIIPucela: la lucha contra la leucemia infantil.

 

La afición pucelana respondió a la llamada del club para dar visibilidad a la causa y recaudar fondos para ayudar a #elmejoroncedelahistoria, aquel cuyos componentes son niños que se baten contra la enfermedad. En una macroacción denominada ‘Almas Gemelas’, junto a la Asociación unoentrecienmil, los jugadores de la primera plantilla pucelana encontraron su otro yo en esos niños que llenaron de ilusión y de esperanza las redes sociales, el videomarcador del estadio y los medios de comunicación locales, regionales y nacionales.

 

El José Zorrilla registró la mejor entrada de la temporada (13578 espectadores, 1.200 personas más que contra el Real Oviedo) el día elegido para donar la taquilla a la investigación de la leucemia infantil: el partido contra el Sevilla Atlético. Los 18.475 euros recaudados se sumaron a los 200 mensajes solidarios enviados por la hinchada pucelana para poder lanzar un penalti a los porteros del Real Valladolid en la Plaza Mayor en la acción ‘marca un gol a la leucemia’. El primer penalti, a cargo de Óscar Puente, fue una de las imágenes de un movimiento global que generó, solo desde las redes sociales oficiales del club, más de 70.000 reacciones de una afición generosa que quiso difundir una causa que traspasó fronteras.

SERGIO SANZ