La Fundación Municipal de Cultura de Valladolid unificará todas sus entidades a partir de 2018

La concejala Ana Redondo, durante la rueda de prensa. ALBERTO MINGUEZA

La unificación mantendrá la autonomía de cada institución y permitirá formar un equipo único, con todos los perfiles técnicos necesarios para garantizar un adecuado mantenimiento y gestión de las actividades que se realizan. 

 

ASÍ SERÁ EL CALENDARIO

 

1º.- (Julio – Diciembre 2017) UNIFICACIÓN de actividades de las entidades Fundación Patio Herreriano, Fundación Museo de la Ciencia, Fundación Teatro Calderón y Organismo Autónomo SEMINCI, cuyas funciones seguirán ejerciéndose por los mismos equipos humanos, y con los mismos medios (además de los beneficios que se generen por la unificación) que actualmente los desarrollan, pero unificando en la FMC la titularidad de todos los servicios que prestan (incluyendo la totalidad de recursos humanos, financieros e infraestructuras).

 

2º.- (Octubre - Diciembre 2017) MODERNIZACIÓN de los estatutos de la FMC adaptándola para recibir las funciones y servicios que asume, con expreso reconocimiento estatutario de los principios y medios para asegurar la Autonomía de gestión cultural de los centros integrados, Unificación de la gestión de los medios humanos y materiales auxiliares, y Garantía de la estabilidad financiera de los centros.

 

3º.- (Primer semestre 2018) Reorganización interna de la nueva FMC, acometiendo un proceso de consolidación y mejora del empleo, reordenación financiera, y reestructuración de los equipos de trabajo en los sectores de programación y promoción cultural, gestión económico-administrativa, comunicación y mantenimiento de infraestructuras y servicios.

 

La Concejala de Cultura y Turismo, Ana Redondo, ha presentado la propuesta de unificación del conjunto de entidades culturales dependientes del Ayuntamiento de Valladolid (a excepción de la Fundación Casa de la India), que próximamente elevará a los órganos municipales competentes, con el objetivo de contar con una gran entidad, fruto de la unión de todos los recursos humanos, materiales y financieros disponibles.

 

Esta entidad no será otra que la Fundación Municipal de Cultura (FMC), la más importante (en presupuesto, equipo e infraestructuras) de las entidades dependientes del Ayuntamiento en la materia, que asumirá íntegramente la totalidad de derechos y obligaciones de las diferentes entidades actualmente existentes (Fundaciones Museo Patio Herreriano, Teatro Calderón, Museo de la Ciencia y SEMINCI), modernizando su estructura y modos de trabajo para incorporar en sus nuevos estatutos tres pilares básicos del nuevo modelo de gestión: Autonomía cultural de centros, centralización de la gestión de medios humanos y materiales auxiliares, y garantía de estabilidad financiera.

 

Hasta ahora, estas entidades han prestado múltiples servicios de primer nivel, bajo distintos grados y formas de vinculación con el Ayuntamiento, si bien todos ellos se caracterizan por una creciente dependencia financiera, un progresivo debilitamiento estructural –de plantilla y de capacidad de gestión de áreas claves de su competencia-, y una muy intensa demanda de servicios de apoyo públicos.

 

Esta situación, que se viene generando, progresivamente, desde hace varios años, ha llevado a los órganos de control municipales, de acuerdo con la normativa general de estabilidad presupuestaria del sector público (Leyes de Estabilidad y de Racionalización del Sector Público), a aconsejar la adopción de medidas de reorganización, que podrían incluir la fusión o refundición de organismos, como alternativa al recorte de actividad que, por mandato legal, se debería producir en el caso de desequilibrios presupuestarios persistentes.

 

El proyecto, que tras los obligados trámites administrativos, se prevé entre en funcionamiento a partir del próximo 1 de enero de 2018, pretende ir más allá de la mera lógica de recorte y pauperización de la actividad cultural, y acometer “cambios en los modos de trabajo y financiación de un Área de servicios de interés general tan relevante para la ciudadanía, garantizando, además de la continuidad ininterrumpida de las actividades de cada entidad”, explicó Redondo. “Queremos ser nosotros quienes decidamos nuestro futuro, en medio de las aguas turbulentas de la crisis y las normas de control económico, de modo que sea el servicio a la Cultura lo que prime, y no la mera lógica financiera”.

 

Por ello, la unificación mantendrá “la autonomía de gestión cultural de cada uno de los centros y programas –Museos de la Ciencia y Herreriano, Teatro Calderón y Festival SEMINCI-, ya que cada uno de ellos seguirá contando con Dirección, Consejo rector y Presupuesto propio, autónomo y diferenciado, y apostará por fortalecer la coordinación administrativa, con la centralización de la gestión de los medios humanos y materiales auxiliares para el desarrollo de la función principal de los centros, que es la cultural”, aclaró la concejala Ana Redondo.

 

Este proceso cuenta con el aval de los informes favorables emitidos por los órganos de control interno: Secretaría General e Intervención General, quienes están dando todo tipo de apoyo y facilidades para que pueda llevarse adelante.

 

GARANTÍAS PARA LOS TRABAJADORES 

 

Respecto a los trabajadores de las distintas entidades, los informes previos garantizan la estabilidad en el empleo de todas las personas actualmente empleadas por las entidades que se incorporan a este proceso de modernización, abriendo, además, la posibilidad a mejoras en las condiciones de trabajo, valoración de puestos que llevan décadas sin ser modificados, y de desarrollo de una verdadera carrera profesional en una entidad que contará con cerca de 70 trabajadores.

 

Además, la integración de los equipos de estas cinco entidades permitirá cubrir los huecos de perfiles y conocimientos que ahora existen en cada una de ellas, pero que conjuntamente pueden complementarse. Incluso se podrá aprovechar la tasa de reposición que en estos últimos años no se ha podido emplear por la fragmentación en entidades independientes.

 

En cuanto a las infraestructuras, la puesta en común de los recursos humanos de todas estas entidades permitirá formar un equipo único, con todos los perfiles técnicos necesarios para garantizar un adecuado mantenimiento y gestión del conjunto de infraestructuras fijas y temporales, contando con medios financieros igualmente suficientes a tal fin, y generando evidentes ahorros derivados de una gestión conjunta de contratos.

 

Por último, en relación a los medios materiales y financieros, “contaremos con un conjunto de servicios unificados, que no solo serán susceptibles de una más eficaz gestión de patrocinios o colaboraciones, al ofrecer una multiplicación de los beneficios de la colaboración en términos de marca, temporalidad a lo largo de todo el año o diversidad de públicos y sectores, sino con una entidad de absoluta solvencia a corto y medio plazo, gracias a la excelente gestión de Tesorería que viene realizando desde hace años la FMC”, concluyo Redondo.