La Fiscalía de Valladolid solicita 8 años para un hombre por distribuir moneda falsa

El juicio se celebrará este miércoles, 26 de abril, contra un hombre que fue detenido en noviembre de 2015 tras practicar la Policía Nacional un registro en su domicilio y encontrar casi 16.000 euros en billetes falsificados.

La Audiencia de Valladolid celebrará juicio este próximo miércoles, 26 de abril, contra un hombre con iniciales B.A.P.G. que fue detenido en noviembre de 2015 tras practicar la Policía Nacional un registro en su domicilio y encontrar casi 16.000 euros en billetes falsificados.

 

En su escrito de calificación provisional, el Ministerio Fiscal solicita para el encausado una pena de ocho años de cárcel por delito de distribución de moneda falsa (artículo 386.1.3º) y multa de 16.000 euros, así como otra multa de 360 euros como autor de una falta de estafa leve, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

 

La detención de B.A.P.G, de 33 años y sin antecedentes, se produjo el 5 de noviembre de 2015 en el curso de una investigación de tráfico de drogas contra un grupo organizado que llevaba el Juzgado de Instrucción número 1 de Valladolid, cuyo titular autorizó ese día una entrada y registro en el domicilio del procesado sito en la calle General Shelly, así como en los trasteros, cocheras, garajes o cualquier otra dependencia que pudiera pertenecer a esa vivienda.

 

Los agentes actuantes hallaron en el dormitorio del procesado, dentro del cajón de la mesilla de noche, un total de 15.900 euros falsificados. Los billetes en cuestión habían sido confeccionados de tal forma que, según los expertos que los analizaron, podían ser confundidos fácilmente con los legítimos, de ahí que dicha falsificación haya sido considerada como "peligrosa".

 

No consta acreditado que el detenido interviniera en la confección de los billetes, aunque el fiscal sí entiende que actuaba de acuerdo con quienes los elaboraron y que estaba encargado de dar salida a los mismos, como de hecho hizo, al menos en una ocasión, con uno de los billetes de 100 euros, al efectuar el pago de un vehículo que el día 25 de junio de 2015 compró a un tercero, quien, confiado en la aparente validez de todo el efectivo entregado, aceptó la transacción.