La fiesta más apagada del San Pedro Regalado en Valladolid
Cyl dots mini

La fiesta más apagada del San Pedro Regalado en Valladolid

Ofrenda a la estatua de San Pedro Regalado en Valladolid.

La expansión del coronavirus y la permanencia de la ciudad en la fase 0 de desescalada han impedido la celebración por todo lo alto de uno de los días más marcados en el calendario de los vallisoletanos.

Hoy es 13 de mayo, día especial en nuestra ciudad. En esta fecha se celebra el día del patrón de Valladolid, San Pedro Regalado, nacido en la calle de la Costanilla allá por el 1390, denominada así durante varios siglos, y actualmente designada calle de Platerías, debido a la instalación del gremio de los plateros.

 

Como marca la historia de la ciudad, hoy presenciamos una jornada de tradiciones, oficios artesanos, bailes regionales y esencia de la provincia y de la comunidad de Castilla y León. Actividades como el Mercado Castellano en la plaza de San Pablo o la celebración del Día de las Casas Regionales y provinciales de Castilla y León traen un aroma distinto a las calles del centro en el que grupos de jotas y dulzaineros desfilan y bailan al ritmo de sus castañuelas y demás instrumentos.

 

Además, la representación de la exitosa ruta teatralizada El hereje se encuentra entre los aperitivos más seductores para los vallisoletanos. Los actores que participan en la actividad resucitan a Cipriano Salcedo y otros protagonistas de la novela de Delibes, y a su vez invitan al público a sumarse a ellos en un recorrido por la España del siglo XVI.

 

Otro de los protagonistas que no descansa durante la jornada es la música: la Feria Internacional del Disco de Valladolid, consagrada como una de las más antiguas de España en número de ediciones, se mezcla con diversos conciertos, por la tarde y la noche, en la Plaza Mayor, sumados a los que extienden el ambiente festivo hasta la madrugada en Las Moreras.

 

Fue un buen día aquel 13 de mayo de 2019. Fue. Porque en este 2020 no es precisamente lo que le espera a la ciudad y a sus habitantes en esta época tan sacada de película y fuera de contexto. No habrá ni mercados castellanos con la estética del siglo XIX, ni Feria Internacional del Disco, ni orquestas, ni degustaciones. La plaza de toros de Valladolid también estará vacía, y el cartel taurino encabezado por Morante de la Puebla, seguido por José María Manzanares y acabado por Andrés Roca Rey quedará pospuesto. Únicamente paseos o pequeñas salidas en los horarios correspondidos y para las personas con las edades estipuladas en su momento correspondiente se celebrarán puertas para afuera de los hogares. El Ayuntamiento ha anunciado una sencilla y única ofrenda floral al santo. 

 

Hace poco más de 20 días, el 22 de abril, Óscar Puente confirmó la suspensión de las Fiestas patronales de San Pedro Regalado. Una medida que no sorprendió a nadie en consecuencia de las muertes causadas por el virus y el creciente número de contagiados, repunte tras repunte.

 

Ana Isabel Gallego, de Teloncillo Teatro, ha pasado en un año del balcón del Ayuntamiento de Valladolid al balcón de su casa para dar el “pregón” de este año. Aunque las circunstancias cambien, San Pedro Regalado no desaparece como fecha emblemática.

 

Este año tocará “poner entre paréntesis” la celebración multitudinaria y presencial en las calles de la fiesta del patrón de la ciudad, pero sin dejar de recordar con ilusión uno de los días que ha llevado a construir parte de la historia de Valladolid.

Noticias relacionadas