La fiesta del cambio político y el eterno abrazo del regidor y su segundo de abordo

Óscar Puente y Manuel Saravia se abrazan ante la gente concentrada en la plaza de la rinconada. A.MINGUEZA
Ver album

Un grupo de ciudadanos celebran el cambio político en el Ayuntamiento de Valladolid. Música, vítores y pancartas para recibir al nuevo Equipo de Gobierno.

El cambio de signo político en el Ayuntamiento de Valladolid ha sentado muy bien a algunos. Al menos, más de un centenar se concentraba en las puertas del Ayuntamiento y, más tarde, en la plaza de la Rinconada para celebrar esta "victoria" y “una nueva etapa”.

 

Pancartas dando la bienvenida al nuevo alcalde, tambores, megáfonos y muchos cánticos sirvieron para animar una fiesta a la que se sumaron los concejales del PSOE y Valladolid Toma La Palabra. Óscar Puente, el nuevo alcalde, y Manuel Saravia, que se convertirá en el primer teniente de alcalde, se fundían en un largo y emocionado abrazo y más tarde se dirigían a los ciudadanos que coreaban sus nombres.