Cyl dots mini

La Feria de Valladolid se queda huérfana: Morante y Manzanares obligan a los cambios

Morante de la Puebla ha decidido retirarse de "forma indefinida" y Manzanares se recupera de una operación cervical y, probablemente, no llegue a Valladolid.

Si la recuperación de Manzanares o la decisión de Morante no lo remedian, la Feria de Valladolid, en la que los dos diestros suman tres tardes, tendrá que sufrir –irremediablemente- variaciones. Y es que la retirada “por tiempo indefinido” de José Antonio Morante de la Puebla ha pillado de improviso al mundo de la tauromaquia.

 

Aburridode los presidentes y los veterinarios”, el de La Puebla del Río ha decidido poner fin a su toreo sin especificar cuándo volverá. Morante estaba anunciado el jueves 7 de septiembre junto a José María Manzanares –que probablemente también causará baja- y Alejandro Talavante, con toros de Hermanos García Jiménez y Olga Jiménez.

 

Por su parte, el torero alicantino José María Manzanares –con dos tardes en Valladolid, la ya mencionada y la del viernes con Juli y Roca Rey- ha sido operado hace unos días de urgencia de una operación cervical y evitar “la posibilidad de la tetraplejia”, según comunicó el propio diestro en una nota de prensa. Aunque no se ha barajado fecha para la reaparición, algunas fuentes indican que se perderá la parte gruesa de la temporada en el mes de agosto y quizá también en el de septiembre.

 

Así pues, de confirmarse las dos bajas, la empresa que gestiona el Coso de Zorrilla tendrá que hacer encaje de bolillos para recomponer la Feria. Cuando se presentaron los carteles, algunos criticaron la ausencia de jóvenes emergentes como Ginés Marín e incluso de algunos toreros locales como Joselillo. Si, finalmente, Manzanares y Morante, dos de las figuras que ofrecían lustre a la feria, no comparecen en el Coso de Zorrilla, la empresa deberá ingeniárselas para ocupar estos tres puestos vacantes y que el ciclo siga manteniendo la fuerza.

Noticias relacionadas