La Facultad de Comercio de la UVa ha creado una plataforma de experiencia cliente para ayudar a los negocios locales
Cyl dots mini

La Facultad de Comercio de la UVa ha creado una plataforma de experiencia cliente para ayudar a los negocios locales

Facultad de Comercio de Valladolid. ARCHIVO

Basado en estadística y neurociencia, nace en Palencia con voluntad de replicarse en otras ciudades

La Facultad de Comercio de la Universidad de Valladolid (UVa) ha puesto en marcha una plataforma de experiencia cliente para analizar y procesar información de utilidad para los empresarios minoristas con el objetivo de acercar tecnologías innovadoras y potenciar la digitalización y el desarrollo tecnológico de un sector “muy dañado por la crisis".

 

Bajo el nombre de ‘Proyecto de I+D Comercio Minorista. Variables e indicadores’, la iniciativa, que aún se encuentra en las primeras etapas, arrojará información de utilidad basada en variables estadísticas y neurociencia, con presentaciones claras y visuales y estudios adaptados a las necesidades del establecimiento-usuario.

 

Para ello, la propuesta estudiará las variantes influyentes en el comercio y su impacto en la atracción de clientes, para luego automatizar la recogida de información, probar los distintos tipos de análisis y crear una base de datos que permita indagaciones variadas, según explicó la investigadora de la UVa, Ana Bedate Centeno.

 

Así, datos sobre la climatología, el tráfico peatonal y las campañas y programación urbana, como factores externos, nutrirán este espacio virtual. Por otra parte, para obtener información interna (las ventas y el perfil del cliente) se recurrirá a las propias tiendas mientras que, para analizar los interiores y los escaparates, será la neurociencia la que arroje la información precisa.

 

La primera fase piloto de este proyecto, enmarcado en la Cátedra de Innovación para el comercio, se desarrolla en Palencia, cuyo sector está muy afectado por la crisis, y en el ella participan seis establecimientos ubicados en las inmediaciones de la Calle Mayor Principal, demarcación en la que se han colocado dos contadores de personas para medir el tráfico peatonal.

 

En estos locales se han habilitado dispositivos móviles y entregado cuestionarios para obtener información sobre los consumidores. Con el tiempo, esta plataforma abierta automatizará la recogida de datos, “para molestar lo menos posible", según apuntó el profesor de informática de la UVa Benjamín Sahelices, antes de enumerar las herramientas para gestión de datos, como Cloud o Power Automate de Microsoft.

 

Visual Merchadising

Una de las acciones preliminares desarrolladas hasta la fecha ha sido el estudio de visual 'merchandising' de los puntos de venta de nueve comercios palentinos, con el objetivo de testar tanto los interiores como los escaparates de los locales y medir su impacto, en términos neurocientíficos.

 

Al respecto, la directora de Sociograph, Elena Martín Guerra, de la empresa responsable de este apartado, detalló las características de este trabajo de campo en el que han participado 55 jóvenes, enmarcados en la llamada 'Generación Z', y en el que se comparaba también la cartelería dinámica frente a la estática.

 

La presentación es fundamental y su orientación (horizontal, vertical o mixto) afecta a la hora de emocionar o despertar interés. La concisión de las imágenes estáticas obtuvo mejor resultado que la dinámicas, que a pesar de estar bien valorada tendría que mejorar la narrativa y ser más directa", destacó. 

 

Con el tiempo, el reto, continuó Martín Guerra, se centrará en la creación de una comparativa (benchamark) desde donde obtener logaritmos de análisis.