La factoría de Renault en Valladolid pone en marcha la segunda línea de montaje de motores de gasolina

La planta de Valladolid dispone en estos momentos de dos cadenas para diésel y dos para gasolina.

La fábrica de motores de Renault en Valladolid ha puesto en marcha, recientemente, la segunda línea de montaje de gasolina, después de conseguir hace unas semanas el acuerdo de fabricación del grupo, según una información de 'La Tribuna de Automoción' recogida por Europa Press.

 

Con esta nueva instalación, la planta de Valladolid dispone en estos momentos de dos cadenas para diésel y dos para gasolina, lo que le va a permitir a la marca minimizar la saturación que padecía por el auge de la demanda en Europa de esta segunda motorización, así como reducir los plazos de entrega de los coches.

 

La nueva línea está trabajando a un turno, no obstante es "probable" que a comienzos de noviembre se active el segundo; mientras que la otra funciona a tres.