La expresidenta de Vox Valladolid denuncia “una carga de asedio continuo” que le ha provocado “inestabilidad emocional”

Sofía Muñoz en una imagen durante la campaña junto a José Ignacio Uribe, que se hará cargo del partido al frente de la junta gestora. FOTO. @sofiamcasares

Sofía Muñoz se dirige a los afiliados del partido en Valladolid por carta para explicar los motivos de su dimisión, que ha provocado el nombramiento de una junta gestora.

La hasta ahora presidenta de Vox Valladolid, Silvia Muñoz, que presentó su dimisión por “motivos personales” arrastrando a la formación a una junta gestora, se ha dirigido por carta a los afiliados de Valladolid para contarles “cómo se han ido desarrollando cronológicamente los acontecimientos que me han llevado a tomar esta decisión”. Dice la ex presidenta que esta decisión es “muy meditada”, siempre pensando “en el bien del partido y en respuesta a la situación que se estaba dando en Valladolid”.

 

Muñoz agradece el “compromiso con Vox Valladolid” y pide disculpas “por la tardanza en recibir noticias del partido”. Dice la ex presidenta que a “cuatro días” de las elecciones municipales “fui citada, junto a otro miembro, de la ejecutiva provincial, por dos afiliados que decían representar a un grupo de afiliados”. “Tenían una petición: que dimitieran tres miembros de la ejecutiva y nos solicitaron una contestación el lunes 27 de mayo (augurando unos malo resultados”, prosigue en el relato. “Nos dijeron que si no recibían una pronta respuesta procederían para conseguirlo, como estimaran oportuno, porque tenían el tiempo y el dinero suficiente para hacerlo”.

 

Relata Sofía Muñoz en la misiva que, a los pocos días, remitieron un burofax solicitando “información, actas, documentos… en los que se que se explicara la configuración del CEP (Comité Ejecutivo Provincial)”. “Consultamos con la Vicesecretaría de Organización en Madrid y les respondimos por el mismo medio. Se les remitió al Comité de Garantías, órgano del partido que es quien tiene la misión de solucionar estas cuestiones”. Asimismo, según recoge el escrito se argumenta que durante los meses de julio y agosto se decidió cerrar la sede “dada la poca actividad en estos meses estivales y la falta de voluntarios”.

 

Sofía Muñoz aclara, además, que coincidió en el tiempocon el ataque que sufrió la sede con botes de pintura”. “No puedo por menos que mencionar el daño a nivel personal y al partido que se ha hecho por estos acontecimientos en Redes Sociales por acusaciones y comentarios malintencionados”.

 

Denuncia Sofía Muñoz “graves insultos y desacreditaciones personales” hacia miembros de la ejecutiva, a los que incluso se ha calificado como “banda de criminales” y alerta de que incluso se llegó a “amenazar a nivel personal a un destacado y querido miembro del CEP”. “Por mi parte, y al no poder con esta carga de asedio continuo, que me ha llevado a una inestabilidad emocional y problemas laborales, procedí a presentar una carta en estos términos ya que no podía seguir así”.

 

El 18 de septiembre, según comunica en el escrito, Sofía Muñoz fue convocada en la sede por “dos compañeros de Madrid”. Lo más importante es que “avalaron la legalidad del Comité Ejecutivo Provincial”. Critica la hasta ahora presidencia la aparición en prensa de muchas noticias “ni autorizadas ni contrastadas”. “No se puede permitir que se eche por tierra el trabajo de meses de muchos de vosotros, por ambiciones única y exclusivamente personales de algunos”.

 

En su escrito de despedida tiene palabras de elogio para el procurador regional Jesús García-Conde. pieza clave para que este partido esté dónde está hoy” y le dedica adjetivos como  “trabajo, empeño, tenacidad, disposición...” “Si Jesús, hace casi 3 años, no hubiera venido a hablar conmigo  probablemente hoy no tendríamos en Valladolid: un diputado nacional, un procurador en Cortes, un diputado provincial, un concejal en el Ayuntamiento de Valladolid, un alcalde y 17 concejales en ayuntamientos, muchos de los cuales pertenecen al alfoz de Valladolid”.

 

Termina el escrito agradeciendo a todos los miembros de su ejecutiva que “me han acompañado en esta apasionante aventura y le doy las gracias a Vox por haberme brindado el honor de haberos conocido a muchos de vosotros”.

Noticias relacionadas