Cyl dots mini

La evolución de la sexualidad acaba con los géneros

Los sex shop y sus artículos se han convertido en grandes aliados para dejar a un lado los tabúes y estimular el placer.

 

Los géneros sexuales ya no importan. La vida sexual ha evolucionado mucho en los últimos cuarenta años en este país, cuando la gente empezaba a deshacerse de los corsés sociales derivados de muchos años de educación en dictadura y admitía los aires nuevos que trajo consigo la Transición democrática y con ella la posibilidad de vivir la sexualidad libremente, al margen de prejuicios que trataban de definir los comportamientos entre géneros y tendencias sexuales. Hoy día y tal como dice este artículo de el Plural.com se acunan nuevos términos para definir algunos comportamientos sexuales como la pansexualidad, que trata de definir los deseos sexuales más allá del género o del sexo biológico al que se pertenezca y pertenezca la persona deseada, desechando los términos masculino y femenino a los que los pansexuales son totalmente ajenos. Por su parte, la autosexualidad se refiere a aquellos que tras el sueño de Narciso se aman a sí mismos como a nadie en el mundo o la demisexualidad que denomina a aquellos que tenían un estrecho lazo emocional y de pronto se sienten atraídos por el deseo sexual.

 

Adiós a los tabúes: Renovar la rutina sexual con artículos eróticos

 

Los géneros sexuales están obsoletos y el ser humano quiere trascender, lo cual habla de mucha más libertad y no solo en el ámbito sexual, aunque todavía queda mucho camino por recorrer. Quienes viven la sexualidad de un modo más libre buscan información sobre Bolas Tailandesas y otros juguetes sexuales que son grandes aliados para explorar los cuerpos y poder alcanzar un mayor clímax durante las relaciones de pareja o más individuos.

 

La apertura sexual está derrumbando mitos y cada vez son más las personas que buscan estimulación anal, algo impensable hace solo unos años más allá de los estereotipos.

 

Los sex shop online también han favorecido las prácticas más relajadas ya que ofrecen la oportunidad de poder entrar a curiosear sin tener que pisar una tienda física. En algunos de estos sex shop como en el caso de picansex.com, conscientes de que los usuarios aún no se han liberado por completo, dan ideas para poder gozar de vibradores, lencería y demás artículos que ponen a la venta para ayudar a ir un poco más allá en el conocimiento de los placeres que el cuerpo depara.

 

La oferta de artículos sexuales es muy amplia y con ellos se puede renovar la rutina sexual en la que muchas parejas caen. Incorporar disfraces para estimular la vida sexual puede repercutir muy positivamente en la pareja e incluso en otro tipo de relaciones más allá de la que se establecen entre dos individuos. En la parte más desagradable del asunto están las enfermedades de transmisión sexual que pueden transmitirse inconsciente o desaprensivamente, siendo la falta de uso del preservativo el modo de contagio más frecuente. Estas enfermedades tienen su campo de acción también al margen de los géneros sexuales y algunas de ellas, causadas por bacterias, pueden ser asintomáticas, por lo que se requiere realizar pruebas rutinarias para prevenir el contagio.

 

El exceso de información al que tenemos acceso por Internet puede confundir más que ayudar cuando se presentan algunos síntomas de estas u otras enfermedades, así que al menor signo de preocupación o alarma vale más acudir al médico que tratar de deducir que es lo que se padece a través de los buscadores. La educación es básica para hacer frente a los problemas que podamos tener, del mismo modo que lo es para decidir de qué modo vivir la sexualidad y no juzgar la de los demás, ya que salvo aquella que se deriva de algunas filias, todo lo demás, si está consensuado entre adultos, es respetable y hasta necesario.