La espada del Valladolid Club de Esgrima Naiara Moreno, subcampeona de España sub-23

Campeonas del Campeonato de España SUB23 Femenino de esgrima. VCE.

El equipo junior tamibén consiguió alzarse con la plata, mejorando el bronce del año anterior. 

La Espada del Valladolid Club de Esgrima (VCE) ha vivido un intenso fin de semana con el doble campeonato de España en Galapagar-M. La competición comenzó con el Campeonato de España Junior en el que competían los 28 mejores de cada arma y los cuatros equipos más sobresalientes del país. El VCE clasificó a los espadistas Noé Bermejo, Guillermo Nieto y Dani Alarcia, además de un equipo formado por estos tres más Fernando Nogués.

 

La competición individual abrió con los primeros asaltos en la fase ‘poule’ de grupos, con un inicio arrollador. La actuación brillante de los tres deportistas consiguió clasificarlos para el tablón de 16. Tras superar el primer escollo, llegó la fase de eliminación directa que se saldó con una derrota muy ajustada de Nieto frente a Aníbal Martínez del Pozuelo y más tarde caería eliminado Alarcia contra De los Mozos del SAES-Bu.

 

El único en pasar a la siguiente ronda fue Bermejo, que venció a Diego López del Burgos por 15 a 6, entrando en final de 8 donde cayó con el posterior campeón, Javier de los Mozos, por 15 a 4. Bermejo finalizó 5º, Nieto 9º y Alarcia 11º.

 

La competición continuó con los cuatros equipos clasificados para disputar el campeonato de España Junior con los espadas ya mencionados, Nieto, Bermejo y Alarcia, a los que se sumaría Fernando Nogués.

 

El Valladolid se emparejó en la primera semifinal contra el Leganés de Gormaz, Cortés y Fernández. El asalto, que daría el paso a la final o la lucha por el bronce, comenzó con ventaja para los madrileños y continuó con diferencias entre los 1 hasta 5 puntos de desventaja para el VCE. Así, llegó al último relevo con un 37 a 40 con Gormaz y Bermejo sobre la pista. El asalto se decidió con la fe y el empeño del pucelano, que remontó la desventaja y le endosó un parcial de 8 a 3 a su rival. De este modo, los del club vallisoletano vencían 45 a 43 metiéndose de una forma muy ajustada en la finalísima contra la Sala Burgos de López, De los Mozos y Mahamud.

 

Este asalto comenzó con desventaja para el VCE, aunque tras los primeros relevos era un 12 a 13. El De los Mozos - Nieto, con un parcial 7 a 1 para Burgos, terminó en un 20 a 13, que tras el paso de Bermejo y Alarcia se redujo a un 25 a 28 para los burgaleses. El nuevo paso de Nieto, Alarcia y Bermejo finalizó con un 41 a 45 en contra del Valladolid que les dio el Subcampeonato de España ante los nuevos vencedores, la Sala de Esgrima Burgos.

 

La plata de los pucelanos, mejora el bronce del año anterior, demostrando que siguen en lo alto de la esgrima junior española.

 

Tras la competición Junior, continuó al día siguiente el Campeonato de España SUB23, una competición abierta para hacer de puente entre las categorías Junior y Absoluta y que permite, de este modo, seguir compitiendo y madurando a toda una generación de esgrimistas hasta conseguir continuidad en competición senior.

 

Los 4 de la competición junior por equipos, repetían en la SUB23, además de Naiara Moreno y María Mateos en la espada femenina. De la espada masculina, en la primera fase de grupos, Noé Bermejo y Dani Alarcia consiguieron cinco victorias y una derrota, Guille Nieto tres victorias y tres derrotas y Fernando Nogués dos victorias y cuatro derrotas.

 

Tras las primeras eliminatorias, Nogués cayó eliminado ante Nión del Coruña, finalizando en la posición 50º. Nieto venció a Martín del Pozuelo por lo que sigue adelante en el tablón de 32 con sus compañeros Alarcia y Bermejo, exentos de esta primera eliminatoria. Finalmente, Nieto cayó ante Gonell de Tarragona, finalizando su competición en la posición 27º, mientras Alarcia venció a Vieira y Bermejo a Peñuelas para entrar entre los 16 mejores. Este último finalizó en la posición 10º tras un complicado asalto contra Rodríguez del Tres Cantos-M.

 

Respecto a Alarcia, el esgrimista, tras vencer a Le Jeannic de Navarra, se metió entre los ocho mejores para enfrentarse ante el posterior campeón de la competición, Eugeni Gavalda del Amposta de Tarragona. El asalto, que dirimía el paso a semifinales y acceso a las medallas, cayó del lado del catalán por 8 a 12, finalizando Alarcia su participación con una excelente 6ª posición.

 

La última competición, la de la espada femenina, contó con la participación vallisoletana de Naiara Moreno y María Mateos. En la primera fase de grupos, Moreno demostró su gran estado de forma, con un pleno de cinco victorias, pasando con el número dos; mientras, Mateos conseguía tres victorias y dos derrotas. En la fase de eliminación, Mateos venció a Mónica Merino del SAES-BU y permitió a ambas esgrimistas clasificarse entre las 16 mejores.

 

Tras vencer sus asaltos, ambas pasaron juntas a la final de ocho. Mateos cayó con la posterior campeona Sofía Cisneros, consiguiendo una fantástica 7ª posición. Moreno, por su parte, venció a Dana Raposo, metiéndose en semifinales donde en un asalto épico venció a Flavia Pérez del Cid Campeador-BU por 12 a 11. En ese mismo partido, Moreno se lesionó y no pudo disputar la final a Sofía Cisneros, proclamándose la espada del club vallisoletano Subcampeona de España.