La Directora de curso interpretativo de Olmedo Clásico dice que lo clásico "no tiene por qué ser casposo"
Cyl dots mini

La Directora de curso interpretativo de Olmedo Clásico dice que lo clásico "no tiene por qué ser casposo"

Esther Pérez Arribas, confiesa que el verso "suele ser lo que más cuesta" a la hora de formarse en esta disciplina actoral, frente a otros apartados como el aprendizaje en lucha o esgrima, que "gustan más" a los alumnos.

La directora del Curso de Análisis e Interpretación para Actores 'Fernando Urdiales' que se celebra cada año en paralelo al Festival de Teatro Clásico de Olmedo (Olmedo Clásico), Esther Pérez Arribas, confiesa que el verso "suele ser lo que más cuesta" a la hora de formarse en esta disciplina actoral, frente a otros apartados como el aprendizaje en lucha o esgrima, que "gustan más" a los alumnos.

 

Así lo ha reconocido en una entrevista concedida a Europa Press a poco más de un mes de que comience la XII edición del curso, el cual estará enfocado en la relación del cine con el teatro clásico, al igual que las Jornadas de Teatro Clásico que se desarrollarán también en Olmedo.

 

Para ello, serán las películas de Pilar Miró 'El perro del hortelano', basada en la obra de Lope de Vega, y 'La verdad sospechosa', de Juan Ruiz de Alarcón, las que sirvan de material de trabajo al equipo docente que dirige Pérez Arribas, directora también de la compañía teatral Pie Izquierdo.

 

El periodo de matriculación permanecerá abierto hasta este jueves, 15 de junio, aunque en el caso de quedar plazas libres, se admitirán alumnos hasta el mismo comienzo del curso.

 

La directora de esta actividad ha defendido la conveniencia de formarse en interpretación aunque no se sea actor, puesto que "resulta útil" para "muchas tareas de la vida diaria", como la docencia o la actividad comercial.

 

VENTAJAS DEL VERSO CLÁSICO

 

En este sentido, ha resaltado algunas ventajas de hacerlo a través del verso clásico, puesto que "aunque es complicado al principio", una vez se memoriza "ya no se olvida" y la recitación resulta "una técnica fantástica para mejorar la dicción". Además, ha recordado que lo "complicado" de actuar no es tanto el texto como el "implicarse emocionalmente" para que "resulte convincente" en el público.

 

Asimismo, ha sostenido que lo clásico "no tiene por qué ser casposo", a pesar de que muchos montajes que se hacen actualmente "no sean buenos", y ha insistido en que a la hora de llevar a escena el teatro clásico "no sólo se puede hacer con un vestuario y un decorado de época".

 

Precisamente en esta edición del curso, la profesora Enriqueta Morejón formará a los alumnos en danzas barrocas, pero también en danza contemporánea y en "cómo encajarla en obras clásicas", a fin de ampliar las posibilidades de trabajar con este género.

 

Completan el elenco de profesores --al margen de Pérez Arribas y Morejón-- el especialista en esgrima coreográfica y coordinador de acciones de lucha de la Compañía Nacional de Teatro Clásico, Kike Inchausti; el exmiembro de Celtas Cortos Carlos Soto, que junto con María Desbordes se ocupará de las clases de música y canto; el codirector de Olmedo Clásico Germán Vega, quien hablará a los alumnos del contexto histórico de estas obras, y la profesora de Arte Drámatico Rosario Charro, encargada de las clases de indumentaria y atrezo.

 

El curso consta de 42 horas lectivas a las que se suman la decena de las Jornadas de Teatro Clásico y la docena de las distintas representaciones del festival, a las que acuden los alumnos. Para estudiantes de la Universidad de Valladolid, la participación en este curso permite obtener tres créditos académicos, además del diploma acreditativo y el certificado de las Jornadas de Teatro Clásico.

 

Al concluir el curso, se ofrecerá una lección final abierta al público en la que quienes no lo deseen no tendrán que participar. La matricula tiene un precio de 230 euros, con un plus opcional de 130 euros que incluye comidas y cenas y otro de 247 con alojamiento y pensión completa para aquellos de fuera. Todos los alumnos recibirán, además, un ejemplar del libro 'La comedia escrita en colaboración en el teatro del Siglo de Oro', editado por el festival y coordinado por Juan Matas.

 

PÚBLICO AL QUE SE DIRIGE

 

El curso está enfocado a profesionales o estudiantes de arte dramático, alumnos y profesionales de filología, actores aficionados e incluso personas con interés en la interpretación pero sin experiencia previa.

 

Sobre esta heterogeneidad, la directora del curso advierte de que compartir formación con noveles "no sólo no baja el nivel de los profesionales", sino que "los enriquece" porque los obliga a interactuar en situaciones "nuevas", con reacciones de gente que carece de los recursos habituales de otros intérpretes.

 

El número de plazas disponibles es de 20, aunque en alguna ocasión se ha llegado a superar esta cifra. Esther Pérez Arribas ha señalado que cada año "se tocan aspectos diferentes" por lo que hay alumnos que repiten.

 

El curso lleva el nombre del que fuera su primer director, Fernando Urdiales, fallecido en 2010.