La Diputación y el Arzobispado de Valladolid renuevan el convenio de Iglesias y Ermitas en 2018

Fotografía: @Dip_Va

Con los 875.000 euros aportados por ambas instituciones y los ayuntamientos beneficiarios se atenderán las 55 intervenciones incluidas en el Plan Reserva del Acuerdo 2017.

Desde el año 1994 la Diputación Porvincial y el Arzobispado de Valladolid, así como los ayuntamientos de la provincia, han unido sus esfuerzos para avanzar en la conservación y la reparación de las iglesias y ermitas de la provincia. Este jueves, 1 de marzo, el cardenal-arzobispo, Ricardo Blánquez y el presidente de la Diputación, Jesus Julio Carnero, se han reunido en el Palacio Pimentel para firmar el convenio de Iglesias y Ermitas 2018, que ascenderá este año a 875.000 euros con los que se atenderán, en primer lugar, las 55 intervenciones incluidas en el Plan Reserva de las actuaciones solicitadas en 2017, que se eleva a un total de 717.175.

 

El presidente de la Diputación ha agradecido al Arzobispado de Valladolid y a los ayuntamientos de la provincia "su disposición y colaboración con la Diputación de Valladolid en la conservación de un patrimonio que pertenece a las pequeñas parroquias de los pueblos". Ha afirmado también que "tener bien conservadas las iglesias es parte fundamental de la vida de los municipios y las personas que viven en ellos".

 

Carnero ha recordado que desde 2012, el convenio ha permitido actuar en 212 iglesias y 43 ermitas, invirtiendo 3.199.575 euros, de los que 1.736.341 fueron aportados por la Diputación, 823.319 por el Arzobispado y 639.915 por los ayuntamientos beneficiados. Ha señalado también que las obras se han centrado en "solventar los impedimentos para que estos templos cumplan las funciones que les son propias, para que sigan cumpliendo la función primordial para la que existen".

 

Ambas instituciones han anunciado también su colaboración para que las ermitas sirvan para realizar distintas actividades de carácter social y cultural, ante lo que el cardenal-arzobispo ha apuntado que "es un patrimonio que tiene una finalidad primordialmente religiosa, pero se puede combinar con un servicio de carácter cultural y social, mientras sea compatible".

 

Bláquez ha aprovechado la ocasión para aludir a la exposición 'Las Edades del Hombre 2018: Mons Dei', que tendrá lugar en Aguilar de Campoo entre mayo y noviembre del presente año, afirmando que se trata de "una de las manifestaciones continuadas más excelentes de manifestación del patrimonio religioso, cultural y artístico".

 

Desde 1994, año en que se firmó por primera vez el convenio, hasta 2017, se han recuperado casi la totalidad de las iglesias y ermitas de la provincia de Valladolid que no están declaradas Bien de Interés Cultural. En total se han realizado 1.192 actuaciones, en las que se han invertido más de 14,2 millones de euros. En este sentido, el cardenal-arzobispo ha manifestado que el convenio "tiene la perspectiva de la fe cristiana, que es amante de la cultura y habla el lenguaje de la belleza; fue un acierto que se iniciara esta colaboración para que entre todos podamos promover la estima y el valor de lo que hemos recibido, así como cuidarlo y transmitirlo".

Noticias relacionadas