La Diputación de Valladolid retrasa un mes el cobro del impuesto de circulación y otras tasas municipales

La institución provincial también pone en marcha una línea de ayudas urgentes dirigidas a los ayuntamientos  para ayudarles a hacer frente a los gastos imprevistos originados por la crisis del coronavirus COVID-19.

La Diputación de Valladolid ha decidido, por acuerdo de todos los Grupos Políticos, retrasar un mes el cobro del Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM), el conocido popularmente como Impuesto de Circulación, cuya fecha prevista para el pago de recibos domiciliados era el 24 de abril.

 

Esta medida afecta a 113.590 contribuyentes y supone un importe de 7.405.195 euros, han informado a Europa Press fuentes de la Diputación, que ha señalado que también se retrasa el cobro de otras tasas municipales como agua, basuras, alcantarillado y otros conceptos, lo que supone demorar el cobro de más de 90.000 recibos por un importe estimado de 3.000.000 de euros.

 

Estos cambios en el Calendario del Contribuyente no van a suponer ninguna alteración en el pago de las entregas a cuenta que la Diputación de Valladolid realiza a los ayuntamientos a través de del organismo de recaudación REVAL, que afrontará dichas entregas con recursos propios de tesorería, por lo que las corporaciones locales tendrán garantizados sus ingresos, ha añadido la institución.

 

AYUDAS A AYUNTAMIENTOS

 

Por otro lado, la Diputación de Valladolid ha decidido poner en marcha una línea de ayudas urgentes dirigidas a los ayuntamientos de la provincia para ayudarles a hacer frente a los gastos imprevistos originados por la crisis del coronavirus COVID-19.

 

Esta primera línea de ayudas, que deberá ser aprobada de manera urgente este mismo mes de marzo, dispondrá de una dotación económica de 150.000 euros.

 

Los ayuntamientos podrán así paliar los costes originados por las medidas especiales que están teniendo que adoptar para hacer frente al Estado de Alerta decretado por el Gobierno de España, así como a las diferentes medidas que garanticen la seguridad de sus vecinos.

 

Para acceder a dichas ayudas, los ayuntamientos deberán presentar la correspondiente justificación de los gastos. En esta primera línea, se establece una ayuda máxima de 1.500 euros.

Noticias relacionadas