La Diputación de Valladolid destinará 300.000 euros en 2019 a evitar el “ataque de los Presupuestos Generales del Estado a los autónomos”

Los presupuestos de la institución provincial para el próximo año incrementarán las ayudas al empleo, a las personas y a la modernización de los municipios.

La Diputación de Valladolid ha presentado este lunes su proyecto de presupuestos para el próximo 2019. Unas cuenta que alcanzan los 107’7 millones de euros (0’94% más que el presente año) y prevén finalizar el ejercicio con un ratio de endeudamiento del 13,75%, la más baja de los últimos años.

 

El presidente de la Diputación, Jesús Julio Carnero, ha descrito este presupuesto como “de todos y para todos”, que incrementa las ayudas al empleo, a las personas y a la modernización de los municipios de la provincia, “las tres prioridades del equipo de gobierno de esta legislatura” y que han sido elaborados con “responsabilidad, rigor y coherencia”.

 

Las acciones vinculadas al empleo alcanzan los 9,2 millones de euros, con un incremento del 11,41 por ciento con respecto a las cuentas de 2018, para seguir insistiendo en las políticas de promoción económica, "contribuyendo a crear las condiciones para que los emprendedores y las empresas puedan desarrollarse, invertir y seguir creando empleo en la provincia”.

 

Una importante partida va destinada al colectivo de los autónomos, “un colectivo esencial para el desarrollo de la actividad económica en nuestros pueblos” y que, según el presidente de la Diputación, “atraviesa ahora momentos de incertidumbre ante los anuncios realizados por el Gobierno”. “Es un plan de contención en vista de lo que parece que pueda ser, en caso de que se llegue a aprobar el nuevo presupuesto de España, y que implica un ataque importante a la labor que llevan haciendo nuestros autónomos. Ojalá que eso no acontezca, ha apostillado.

 

Para “luchar” contra esos presupuestos, se han asignado 300.000 euros para ayudas a nuevos emprendedores, que se ven incrementadas en un 25% -500 euros más- y que podrán destinar a sufragar “bien las cuotas de la Seguridad Social durante 18 meses, frente a los 12 meses actuales, o bien los gastos de funcionamiento en alquiler, luz, gas y combustible”.

 

POLÍTICAS SOCIALES

 

El bloque presupuestario más grande se lo llevan las políticas sociales, que alcanzan los 52,1 millones de euros -4,45% más-, el 48,46 por ciento del total de las cuentas provinciales, y reforzarán de manera especial la Ayuda a Domicilio y la Teleasistencia, que aumentan un 11,59% con respecto al actual ejercicio.

 

“8,22 euros de cada 10 de estas cuentas van dedicados a mejorar la calidad de vida de las personas”, ha señalado Carnero, quien ha asegurado que van a continuar “luchando contra las situaciones de exclusión social” destinando para ello 706.325 euros. Esto supone un descenso del 26,27% respecto a 2018 debido al descenso del número de solicitudes que desde el año 2016 se viene produciendo en algunas líneas de actuación, “lo que es una puerta abierta a la esperanza y un aliento para seguir avanzando”, señalaba.

 

Por último las líneas de apoyo a los ayuntamientos crecen un 2,55% hasta alcanzar los 36,3 millones de euros, destacando el crecimiento de un 25% en el Plan Provincial de Transporte hasta los 750.000 euros, destinando 150.000 euros a la instalación de nuevas marquesinas “que responden a la demanda de los usuarios”.

 

Jesús Julio Carnero ha señalado que este es un presupuesto que está abierto a las aportaciones que el resto de grupos en la institución provincial presenten vía enmienda, aunque aún no se ha mantenido conversaciones con ellos para pulsar su opinión sobre estas cuentas. La previsión de ejecución al cierre de ejercicio para este 2018 es, de acuerdo con los datos del tercer trimestre, cercana a la del pasado presupuesto, aunque no descartan un posible remantente.

Noticias relacionadas