La Diputación de Valladolid cierra 2016 con 9 millones de superávit

La institución sitúa el plazo medio de pago a proveedores en 12,32 días y rebaja su ratio de endeudamiento hasta el 27,83%, pudiendo destinar para inversiones 2,3 millones.

La Diputación de Valladolid ha cerrado el ejercicio de 2016 con más de 9 millones de euros de superávit. El ejercicio se clausura con un remanente de tesorería que supera los 14 millones de euros, una deuda que baja hasta el 27,83 por ciento y el Plazo Medio de Pago a Proveedores se sitúa en 12,32 días.

 

La Institución presentará al próximo Pleno Ordinario del mes de marzo la liquidación del Presupuesto del año 2016, que recoge un remanente de tesorería para gastos generales de 16.188.537,77 euros, así como un superávit de 9.037.761,32 euros.

 

De conformidad con la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Estabilidad Financiera, de esta cantidad se podrán destinar a inversiones sostenibles la cantidad de 2.362.689,92 euros, destinándose obligatoriamente el resto a la amortización de deuda, han informado a Europa Press fuentes de la Institución provincial.

 

La intención del Equipo de Gobierno de la Diputación es que la cantidad disponible para inversiones se destine a la mejora de la red provincial de carreteras y al nuevo proyecto del Castillo de Fuensaldaña.

 

En el momento de aprobación de la liquidación del presupuesto.o 2016 la deuda consolidada de la Diputación de Valladolid es de 26.221.782,55 euros, con una ratio de endeudamiento del 27,83%.

 

Ello supone que la deuda de la Diputación de Valladolid se ha reducido 68 puntos en los últimos seis ejercicios.

 

Además, del informe de liquidación del Presupuesto de 2016 se desprende el cumplimiento tanto de los objetivos de estabilidad, como de los objetivos de regla del gasto y de sostenibilidad financiera.

 

Por último, señalar que el dato del Plazo Medio del Pago a Proveedores de la Diputación de Valladolid se sitúa en 12,32 días.