La Diputación de Valladolid cerró 2019 con un superávit de 8 millones de euros

El vicepresidente de la Diputación de Valladolid, Víctor Alonso.

De los ocho millones,  se dedicarán 4,3  a inversiones financieramente sostenibles y que permitirán rebajar la deuda de la institución.

La Diputación de Valladolid ha dado a conocer este jueves los datos de liquidación del presupuesto de 2019, que se cerró con un superávit de 8 millones de euros, de los que se dedicarán 4,3 millones a inversiones financieramente sostenibles y que permitirán rebajar la deuda de la institución.

 

El diputado responsable del Área de Hacienda, Personal y Patrimonio, Víctor Alonso Monge, ha dado a conocer este jueves los datos de la liquidación del Presupuesto del ejercicio 2019, que, según ha destacado "ratifican la buena salud financiera de la que goza la Institución provincial".

 

Esa "buena gestión del equipo de Gobierno" genera un superávit en 2019 de más de 8 millones de euros, con lo que se prevé rebajar la deuda de la Diputación desde el 12,37 por ciento con el que se cerró dicho ejercicio hasta el 10,53 por ciento en el que se prevé finalizar el presente 2020.

 

Además, la Institución provincial invertirá este año 4,3 millones de euros del superávit en inversiones financieramente sostenibles, que se destinarán fundamentalmente a la mejora de la Red Provincial de Carreteras y a la modernización y mejora de la eficiencia energética de los Centros Turísticos Provinciales.

 

Los ingresos totales ascendieron a 106.125.263,08, un 103,77 por ciento sobre los ingresos previstos, mientras que, en el capítulo de gastos, la cifra definitiva se situó en 100.875.459,70 euros, lo que representa el 98,64 por ciento de lo inicialmente presupuestado.

 

De los datos anteriores se extrae el resultado presupuestario es la diferencia entre los ingresos totales y los gastos, situándose en 5.249.803,38.

 

Así, se ha destacado que los ingresos han superado los inicialmente previstos en la aprobación del presupuesto, con un 103,77 por ciento más que la cifra definitiva respecto al inicial. Por su parte, en los capítulos de gasto, la ejecución alcanza el 98,64 por ciento respecto a lo previsto inicialmente.

 

REMANENTE DE TESORERÍA

 

En concreto, la Intervención de esta Diputación informa que el Remanente de Tesorería para Gastos Generales disponible, después del destinado a financiar las incorporaciones del Presupuesto 2019 al 2020 de programas e inversiones en ejecución, asciende a 7.850.061,87 euros. Una parte de esta cantidad se podrá destinar a financiar las inversiones financieramente sostenibles determinadas por el superávit.

 

El superávit (diferencia entre ingresos no financieros y gastos no financieros) se sitúa 8.567.077 euros.

 

Por otra parte, los préstamos pendientes de pago con fecha de 31 de diciembre de 2019 ascienden a 12.523.318,78 euros, en una ratio sobre los ingresos corrientes del 12,37 por ciento.

 

En cuanto a la previsión de los préstamos pendientes que se prevé para finales de este ejercicio es de 10.655.380,74 euros, un 10,53 por ciento sobre los ingresos corrientes, la ratio de endeudamiento más baja de toda la serie histórica.

 

UTILIZACIÓN DEL SUPERÁVIT

 

La última modificación de la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Suficiencia Financiera permite destinar el superávit a financiar inversiones financieramente sostenibles, siempre y cuando se cumplan una serie de requisitos como no superar el 75 por ciento de endeudamiento, que el ejercicio anterior presente superávit y remanente líquido de tesorería, que el período medio de pago a proveedores son supere los 30 días y que el nuevo gasto no suponga a la Institución incurrir en déficit en el ejercicio actual.

 

La Diputación de Valladolid, según han señalado las mismas fuentes, cumple holgadamente con todos estos requisitos y, con un principio de prudencia que permita garantizar el superávit del 2020, utilizará 4,3 millones del superávit de 2019 euros con distintos objetivos.

 

Por otro lado, y tal y como ya anunció el equipo de gobierno al presentar los presupuestos 2020, se destinará una parte importante de los remanentes a todas aquellas cuestiones que permitan favorecer el desarrollo económico provincial, con una especial atención al mantenimiento y conservación de la Red Provincial de Carreteras.

 

Así, a este último fin se destinará una partida extraordinaria a seguir mejorando la seguridad vial de nuestras carreteras, una actuación pendiente en estos años anteriores, en los que ha sido necesario priorizar las políticas sociales o la puesta en marcha de los Planes Provinciales y que ahora, gracias a la eficacia en la gestión y al ahorro obtenido en el último ejercicio, puede llevarse a cabo con una serie de actuaciones que redundarán en la mejora de la seguridad vial de las personas.

 

Por otro lado, la Diputación de Valladolid analiza la realización de inversiones en los Centros Turísticos, para buscar su modernización y adaptación a las nuevas demandas para ofrecer el mejor servicio a los visitantes, así como a mejorar su eficiencia energética.