Tribuna mini Saltar publicidad
Publicad autobus 800x800 file

La DGT plantea que las bicicletas eléctricas tengan que llevar matrícula, seguro y pasar la ITV

(Foto: EP)

Una instrucción de la DGT equipara las bicicletas con impulsión eléctrica con los ciclomotores y marca nuevas obligaciones.

La DGT ha aprobado una instrucción para aclarar las condiciones técnicas y legales en las que tienen que circular las bicicletas eléctricas, cada vez más habituales en las calles. La instrucción, con fecha 24 de mayo, se resume en que las bicis con impulsión tendrán que llevar matrícula, seguro obligatorio y pasar la ITV para circular legalmente.

 

La instrucción la ha adelantado autopista.es y supone un cambio importante para la circulación de estos vehículos. La clave es que según una normativa europea este tipo de vehículos están equiparados a los clásicos ciclomotores. Su clasificación es L1e-A, categoría en la que se incluyen ciclos diseñados para funcionar a pedal que cuentan con una propulsión auxiliar de ayuda al pedaleo, con una velocidad máxima de impulsión de 25 km/h y una potencia nominal máxima igual o inferior a 1 000 W.

 

Según lo establecido en el Reglamento de la UE nº168/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo de 15 de enero de 2013 y más específicamente, en el artículo 4.2, las bicicletas eléctricas o ciclos de motor de tipo L1e-A pasarán a incluirse en la categoría L1e de ciclomotores, por lo que para autorizar legalmente su circulación, deberán contar con la homologación necesaria, contar con una placa identificativa de matrícula, tener contratado un seguro obligatorio (al menos, uno de responsabilidad civil o a terceros) y cumplir con la frecuencia de las inspecciones técnicas, es decir, también han de pasar una ITV a partir de los 4 años de su primera matriculación.

 

Estas nuevas condiciones son las que deberían aplicar los agentes de la Guardia Civil de tráfico y las policías locales a la hora de controlar la circulación de bicicletas eléctricas.